15 consejos para ahorrar gasolina

Cada vehículo tiene un consumo medio estipulado por el fabricante para los distintos ámbitos: urbano y para la carretera. Sin embargo -y aunque muy pocos lo pongan en práctica- en nuestras manos está el hecho de lograr que el consumo sea mínimo y con ello encontrar la solución a la crisis económica que te puede estar causando la continua alza del precio del combustible.



Piezas fundamentales

¿Qué podemos hacer para reducir el consumo de combustible? Con esta serie de hábitos de uso y mantenimiento, podremos optimizar su consumo; con ello lograremos un ahorro a nuestros bolsillos. Además ayudaremos a contaminar un poco menos.



Uso correcto del vehículo

1. Planifica las rutas para los desplazamientos, buscando siempre las más cortas o menos congestionadas.

2. Evitar las sobrecargas innecesarias en el vehículo. El uso del portaequipajes de techo, aún estando éste vacío, puede incrementar el consumo normal del vehículo de 2 a 35%

3. El uso del aire acondicionado aumenta en 20% el consumo de combustible.

4. Los autos están diseñados para cortar el aire al avanzar, tener las ventanillas abiertas aumenta la resistencia con el aire del vehículo, aumentando con ello el consumo, ya que le cuesta más trabajo al auto avanzar.

5. Algunos vehículos permiten usar gasolinas de distintos octanajes. Lo mejor, es usar la recomendada por el fabricante y de ser posible la de menor octanaje. También es importante procurar cargar gasolina muy temprano en la mañana, ya que el frio de esa horta evitará que la gasolina se evapore y cargaremos un poco más de lo que cargaríamos con el mismo dinero al calor del medio día.

6. Revisar los consumos del vehículo periódicamente pues podemos detectar algún elemento deteriorado, que esté haciendo aumentar el consumo.

7. En trayectos muy cortos el consumo se dispara. En estos casos es recomendable utilizar el transporte público.

8. La presión de los neumáticos por debajo de lo normal aumenta el consumo por el mayor rozamiento del vehículo con el suelo, además de desgastar más los mismos. (por cada 0,3 libras menos de presión se aumenta en un 3% el consumo)

9. Se deben cambiar cuando corresponde el aceite, las bujías y los filtros pues de lo contrario se puede aumentar el consumo. Incluso el uso de un aceite incorrecto puede aumentarlo.

10. El revolucionar del motor debe ser correcto (un revolucionado demasiado alto provoca serios aumentos de consumo).



Estilo de conducción

Este punto puede hacer que ahorremos hasta un 15% en combustible:

11. Arrancar el motor sin acelerar y comenzar la marcha lo antes posible.

12. Utilizar marchas prolongadas (en motores a gasolina el cambio de velocidad debe hacerse cuando estamos entre 2,000 y 2,500 revoluciones y en motores Diesel entre 1,500 y 2,000).

13. Cuando estamos acelerando, se debe cambiar a la marcha más larga lo antes posible y al reducir de la manera más lenta posible. (Un motor en marcha corta y revolucionado consume mucho más).

14. Debemos procurar circular a una velocidad uniforme, sin aceleraciones y deceleraciones bruscas, que nos obligan a ir en marchas más cortas o a revolucionar más el coche. En resumen, hay que mantener la velocidad y procurar no tocar el pedal del freno.

15. Evitar velocidades elevadas. Un aumento del 20% en la velocidad produce un 44% de aumento en el consumo.

Acerca del Autor