Escrito el 01 Sep 2021
Comment: Off
Por Lina Y. Orozco
Para La Voz

Esta Maravillosa historia de vida que están por leer, me hizo pensar en esta frase: “Todos tus sueños se pueden convertir en realidad si tienes el coraje de perseguirlos” dicha por Walt Disney.

Esta es la historia de una extraordinaria mujer, madre, hija, y hermana nacida en Michoacán, México. Su último recuerdo allí, fue haber sido esa niña dulce e inocente que amaba y cuidaba a sus patos; esa niña que usaba su audacia e imaginación para jugar, incluso con los palos de los elotes, ya que sus padres no podían comprarle muñecas, la condición económica que enfrentaban era muy adversa.

Sin embargo, recuerda haber sido una niña muy feliz.
Esta es la historia de la abogada & empresaria Norma Barajas que por cierto, debo confesar es una de mis favoritas. Atesoré cada anécdota que ella ha compartido, cada palabra escuchada le dió sabiduría a mi vida y espero a la de mis lectores también. ¡Gracias Norma!

Ella nos cuenta que, a la edad de siete años llegó a los Estados Unidos y aún siendo una niña entendió la difícil situación a la que se enfrentan muchas familias migrantes, pues tienen su libertad reprimida y sus corazones están temerosos.

Esas familias que simplemente desean trabajar y obtener una vida más digna en un país de oportunidades. Sus padres emigraron debido a la difícil situación socioeconómica que enfrentaban en su país natal; Norma desde pequeña observaba a familias hispanas asustadas, incluso niños que hablaban de temáticas que paradójicamente tendrían que ser solo para adultos.

¡Sí! ella recuerda como las personas de su entorno tenían miedo a los oficiales de inmigración “ICE”, e incluso a cualquier agente de policía. Pero Norma eligió no temer, sino defender a todos aquellos que no tenían voz; ¡desde allí supo que quería ser abogada!

El camino para llegar a su meta fue agotador y parecía inalcanzable; siendo una estudiante DACA, sin contar con las oportunidades que los ciudadanos americanos tenían y sin poseer los recursos económicos para costear su educación, lo hacían ver así, pero hubo ángeles en su camino, ángeles sin alas que fueron protagonistas de su gran éxito.
Norma, trabajaba y estudiaba desde pequeña.

Por ser la hermana mayor de siete hermanos, sintió esa responsabilidad de ayudar a sus padres quienes trabajaban en agricultura. Y, aún así teniendo más compromisos que la de una joven de su edad, obtuvo méritos educativos, por ello pudo ganar una beca que fue su pase a la Universidad al culminar la preparatoria.

Esta beca le ayudo a cubrir sus gastos universitarios por un corto periodo de tiempo (un año), sin embargo, por el lamentable suceso del once de septiembre que conllevó a una crisis económica nacional, ella no pudo continuar su educación en la Universidad Comunitaria de Spokane en Washington (SCC).

A sus 20 años, fue madre soltera, no tenía trabajo y vivía con sus padres. Ella manifestó “Yo veía mi sueño de ser abogada cada vez más lejos… sin siquiera tener cien dólares para comprarle a mi hija lo básico que requería, fue una etapa de mi vida bastante difícil”.

Pero nunca dejó de buscar oportunidades; pasó de trabajar en McDonald’s como cajera, a una oficina de un fiscal, empezando como recepcionista mientras estudiaba de noche. En el 2007, obtuvo su primer titulo universitario, un Asociado en Artes (AA DTA) en la Universidad de Yakima Valley College (YVC). En el 2009 terminó la licenciatura en Justicia criminal en la Universidad de Central Washington University (CWU).

En el 2010 nació su segundo hijo, y en el 2016 fue aceptada en una de las escuelas de leyes más prestigiosas de Carolina del Sur, La Universidad de Leyes Charleston, en donde obtuvo una beca que es dada a los estudiantes latinos que han demostrado excelencia académica y servicio a la comunidad.

En el 2019 logró ser abogada, logrando su meta de convertirse en esa voz de justicia que ayuda y vence los miedos de una sociedad desigual y absurda. Ya siendo ciudadana americana, es también mentora y apoya a esos dreamers que tienen anhelo y fuerza de salir en busca de sus sueños.

Norma, ha trabajado como fiscal y ha ganado años de experiencia trabajando en oficinas legales especializadas en situaciones migratorias. Este año 2021, ha decidido abrir su propia oficina legal, Barajas Law, PLLC, www.nbarajaslaw.com.

Si desea contactar a Norma, puede hacerlo por e-mail: norma@nbarajaslaw.com; Teléfono de Oficina: (509)895-6065; Dirección de Oficina: 117 N. 3rd Street, Suite 102 Yakima WA, 98901.
Ella es sin duda #Orgullosamente Latina.

Acerca del Autor
La Voz is celebrating its 25th year anniversary this year. Email: lavoz@bmi.net Phone: (509)545-3055 Mail: P.O.Box 1023 Pasco, WA 99301