2015, El Peor Año Para Los Inmigrantes

El 2015 deja un mal sabor de boca para los más de 11 millones de indocumentados en Estados Unidos. Comenzó con la esperanza de legalizar temporalmente a unos 5 millones de indocumentados y finalizó con dos graves contratiempos: las cortes frenaron el beneficio y más de 2.5 millones de sin papeles han sido deportados desde que el presidente Barack Obama llegó a la Casa Blanca en el 2009.
“Obviamente el año no transcurrió como esperábamos”, dijo a Univision Noticias George Escobar, director de servicios de Casa de Maryland. “Empezó con muchas promesas, con mucho entusiasmo. Estábamos preparados para inscribir a nuestra comunidad en DAPA y DACA, pero tuvimos la fuerte realidad de enfrentarnos con una derecha organizada y estratégica que supo frenar los planes del gob Los planes citados por Escobar estaban incluidos en una Acción Ejecutiva anunciada por Obama el 20 de noviembre del 2014 y frenaban temporalmente la deportación de unos 5 millones de indocumentados padres de ciudadanos y residentes permanentes (DAPA, por su sigla en inglés) y dreamers protegidos por la Acción Diferida de 2012 (DACA, por su sigla en inglés), quienes además recibirían una autorización temporal de empleo.
El primer golpe
El 16 de febrero, dos días antes de su entrada en vigor, una corte de Texas dictó una medida cautelar que frenó el beneficio tras una demanda presentada el 3 de diciembre del año pasado por 26 estados, 24 de ellos gobernados por republicanos.
El dictamen fue ratificado en marzo y en noviembre la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, en Nueva Orleans, reiteró la sentencia. El Departamento de Justicia acudió entonces a la Corte Suprema para que revise las sentencias y resuelva en el verano del 2016.
“Hemos llegado a esto por una retórica extremadamente alarmante de los republicanos que nos hace reflexionar bastante sobre lo que debemos hacer el próximo año, cuando elijamos un nuevo presidente y un nuevo Congreso”, agregó Escobar. “Debemos enfocarnos en elegir un candidato que represente a nuestra comunidad, registrar a la gente para que vote y naturalizar a los residentes legales permanentes que reúnen requisitos para convertirse en ciudadanos estadounidenses”.
Un reporte de la Casa Blanca, publicado en septiembre, reveló que 8.8 millones de residentes legales permanentes pueden iniciar los trámites para jurar como ciudadanos y participar en la elección presidencial del primer martes de noviembre del 2016.
“Estamos ayudándoles a que lleguen a las urnas”, dijo Escobar. “El 2016 será clave para nuestro movimiento. Esperamos la decisión de la Corte Suprema y nos permita inscribir a 5 millones de personas, pero simultáneamente a lo largo del año estaremos enfocados en la elección del sucesor del presidente Obama”.

Acerca del Autor
La Voz is celebrating its 25th year anniversary this year. Email: lavoz@bmi.net Phone: (509)545-3055 Mail: P.O.Box 1023 Pasco, WA 99301

Leave a Reply

*