33 muertos en universidad

Atacante de universidad de EEUU era estudiante surcoreano. El hombre sospechoso de la masacre que dejó 33 muertes el lunes en la Universidad Virginia Tech era un surcoreano de 23 años que cursaba estudios en esa institución, informó el martes la policía. Hasta ahora se ignora el motivo del crimen, la peor matanza a tiros en la historia estadounidense.

Escrito el 19 Apr 2007
Comment: Off
BLACKSBURG, Virginia, - Lunes trágico en Estados Unidos: en el tiroteo más sangriento en la historia de este país, un joven mató a balazos a 32 estudiantes en el campus universitario del Tecnológico de Virginia Tech.

Luego se quitó la vida. El incidente comenzó hacia las 7:15 horas --tiempo local-- dentro de una residencia para estudiantes, donde el atacante mató a dos personas, y luego huyó.

Unas dos horas más tarde volvió a aparecer en un edificio de salones de la Facultad de Ingeniería.

Allí, en medio de escenas de pánico --con estudiantes saltando por las ventanas--, mató a las 30 víctimas restantes.

Hasta el cierre de esta edición, la Policía no había revelado la identidad del atacante ni el móvil del ataque. Algunos testigos describieron al agresor como un hombre de ascendencia asiática, de unos 20 años.

"Nos hicieron parar y dar marcha atrás sin más explicaciones. No fue hasta que llegué a una cafetería que supe la tragedia que estaba ocurriendo", narró a REFORMA Daniel Moncada, oriundo de Guadalajara y presidente de la Organización de Mexicanos en Virginia Tech, que suma unos 14 miembros.


Salvan mexicanos masacre


Por Walter Sena

Agencia Reforma


MÉXICO, DF - "Pensé en mi familia antes que en nada, en Dios, y recé y recé y corrí... Corríamos y escuchábamos los tiros atrás", narró ayer por la tarde el estudiante regiomontano Óscar Daniel González Rodríguez, quien sobrevivió a la masacre ocurrida en el Tecnológico de Virginia, en Blacksburg, 425 kilómetros al sudoeste de Washington.

El joven de 27 años de edad, quien desde enero cursa allá una maestría en ingeniería estaba a escasos 25 metros del edificio Norris, el sitio donde se registró uno de los dos tiroteos que dejaron 33 muertos y ya son considerados como la peor tragedia ocurrida en una universidad estadounidense.

"Pensé que no era justo morir o que una bala me estaba quitando oportunidades de regresar a México", agregó el joven quien ya se había comunicado con su familia, vecina de Residencial San Agustín, en el municipio de San Pedro, en Nuevo León.

"Ningún alumno tiene por qué morir en una situación así".

Además de González Rodríguez, dos estudiantes de intercambio del Tec de Monterrey que cursan estudios en aquella institución sobrevivieron a la masacre, informó el director de Comunicación y Relaciones Públicas de la institución, Jorge Lozano.

Ellos son Erick González Castillo, estudiante de noveno semestre de la carrera de administración de empresas, y Mirén del Roció Cariaga Ochoa, alumna de diseño industrial. "Todos ellos están muy bien", aseguró el directivo del Tec. "Lamentamos mucho el incidente y nos unimos a la comunidad del Tecnológico de Virginia, en este momento tan difícil para su comunidad, docente, administrativa y sobre todo a los padres de familia".

Alberto Armendáriz
Agencia Reforma

Acerca del Autor