A 14 años de la muerte de Colosio

CIUDAD DE MÉXICO - Con el asesinato de Luis Donaldo Colosio, ocurrido hace 14 años, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) inició una etapa de divisiones, pugnas, debacle electoral y la pérdida de la Presidencia de la República.

Sin reponerse de la pérdida de quien fuera su candidato presidencial en el proceso electoral de 1994, en las filas priistas aún hay insatisfacción por los resultados de las investigaciones y no se descarta un móvil político en el homicidio del sonorense.

A 14 años, su padre Luis Donaldo Colosio Fernández mantiene sus dudas sobre los resultados de las investigaciones de ese crimen.

"El crimen de Luis Donaldo es de los peores dolores que han caído sobre la justicia de este país. Todos los mexicanos sabemos que fue un crimen político, un crimen de lo más vil, de los más asquerosos", sentenció. El también ex senador, cuatro años atrás, exigió que se abrieran las investigaciones y fueran careados los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, así como el ex comisionado para la paz en Chiapas, Manuel Camacho Solís.

Esta demanda fue apoyada en su momento por el diputado Samuel Palma César, quien fuera secretario particular de Colosio, e incluso planteó que el autor material del homicidio, Mario Aburto Martínez, fuera sometido a un nuevo interrogatorio para determinar posibles contradicciones en sus dichos. "Nunca se conoció la autoría intelectual de ese asesinato, pero todos hicieron la misma lectura de que fue el mismo priismo el responsable de esa muerte", sentenció.

Avatar
Acerca del Autor