Ajuste Migratorio para Víctimas de ‘Coyotes’

WASHINGTON - El gobierno de Estados Unidos anunció ayer la aprobación del reglamento que permite la regularización del estatus migratorio de extranjeros indocumentados que hayan sido víctimas de tráfico de personas y de otros "delitos graves", según lo dio a conocer la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

Este reglamento corresponde a una ley aprobada en el año 2000, mediante la cual se conceden las visas "T" y "U" a quienes han sido víctimas de casos severos de tráfico de humanos o de otros delitos vinculados con la violación de derechos humanos, respectivamente. Con el nuevo reglamento, los extranjeros que tengan estos dos tipos de visa podrán ajustar su estatus migratorio antes de solicitar la residencia permanente en Estados Unidos.

Durante un periodo de 60 días el gobierno recaudará opiniones y comentarios públicos sobre el reglamento; al finalizar, la USCIS publicará la versión definitiva del mismo. Mike Aytes, portavoz del USCIS, dijo que esta medida representará un avance para los intereses humanitarios dando protección a las víctimas, además de que este tipo de beneficio migratorio mejora la capacidad de las autoridades para investigar y llevar a juicio a los responsables de estos delitos.

Enrique Arévalo, abogado de inmigración de South Pasadena, dijo a La Opinión que esta medida es un incentivo para que los extranjeros que han sido víctimas de extorsión puedan acudir a las autoridades y se detenga a contrabandistas y a coyotes que abusan de los migrantes.

"Uno de los casos más comunes es que llaman a alguien por teléfono y le avisan que su hijo está detenido en cierto lugar, y que tiene que pagar, digamos, tres mil dólares por su vida. Si la persona que recibe la llamada no tiene documentos, pero es víctima de esta extorsión, incluso ella puede calificar para este tipo de visa, se extiende a ese nivel", explicó.

Acerca del Autor