Alemania busca goles y millone$

Estrategas financieros del Comité Organizador germano anticiparon que el torneo generará un volumen de negocios cercano a los 12 mil millones de dólares.

Arrancó el Mundial de Alemania 2006, y mientras la FIFA y sus socios preferenciales del evento futbolero calculaban los últimos detalles antes de la inauguración del viernes, los estrategas financieros del Comité Organizador germano anticiparon que el torneo generará un volumen de negocios cercano a los 12 mil millones de dólares, cifra que incluye los ingresos del sector hotelero, estimados en unos 3,660 millones de dólares.

Más allá del aspecto deportivo, tanto el comité organizador alemán como la FIFA coinciden en señalar que este Mundial será el más caro de la historia pero también el que más ganancias genere.

Para Frank Beckenbauer presidente del Comité Organizador, la cristalización del certamen es un nuevo logro en su carrera deportiva.

Fue campeón como jugador en Alemania 1974, campeón como técnico en Italia 1990 y hasta pudiera ser campeón en la faz directiva del torneo planetario, logros que muy pocos futbolistas soñaron siquiera en lograr durante su carrera.

Al ex Káiser del balompié germano las cifras iniciales nunca lo asustaron y no claudicó hasta lograr la sede mundialista. Así, la inversión alemana en infraestructura, según datos de FIFA, redondeó los 8 mil millones de dólares.

Esto implica construcción y reestructuración de estadios, ampliación de carreteras, modernización de los rubros hoteleros y negocios relacionados al turismo, en todo lo ancho y largo del territorio alemán.

El Mundial de Alemania 2006 se disputará en 12 estadios que costaron más 1,800 millones de dólares. Cinco de las canchas son nuevas (Hamburgo, Gelsenkirchen, Leipzig, Fráncfort y Múnich), mientras los otros siete fueron remodelados (Hánnover, Berlín, Dortmund, Colonia, Kaiserslautern, Núremberg y Stuttgart).

Los popes financieros del Comité Organizador calculan que más de un millón de extranjeros visitarán Alemania para el certamen y dejarían en caja cerca de mil millones de dólares en beneficios al país de Volkswagen y Mercedes Benz.

En tanto la FIFA aclaró que los premios a repartir entre las 32 selecciones participantes a partir del 9 de junio superarán los 260 millones de dólares, cifra mayor a los 200 millones que se repartieron en el Mundial de Corea-Japón del 2002.

Pero la inflación global no deja de incidir y, para tener una idea vale considerar que en Asia la entrada regular para ver la final costó 400 dólares.

Avatar
Acerca del Autor