Algunos fármacos para tratar la diabetes ofrecen ventajas

Escrito el 19 Jul 2007
Comment: Off
USNewswire

ROCKVILLE, Maryland -USNewswire. La mayoría de los medicamentos que se prescriben para la diabetes de tipo 2 resultan similarmente eficaces para reducir la glucosa en sangre, pero el fármaco denominado metformina es el que tiene la menor probabilidad de provocar un aumento de peso y la mayor probabilidad de disminuir el llamado colesterol malo, con respecto a otros tratamientos, de acuerdo a un informe financiado por la Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la investigación y calidad de la asistencia médica "AHRQ" por sus siglas en inglés) del U.S. Department of Health and Human Services (HHS). El análisis, que contó con financiamiento federal, se basa en evidencia científica hallada en 216 estudios publicados. El informe resume la efectividad, los riesgos y los costos estimados de 10 fármacos: la acarbosa (que se vende con el nombre de Precose), la glimepirida (Amaryl), la glipizida (Glucotrol), la gliburida (Micronase, DiaBeta, Glynase PresTab), la metformina (Glucophage, Riomet, Fortamet), el miglitol (Glyset), la nateglinida (Starlix), la pioglitazona (Actos), la repaglinida (Prandin) y la rosiglitazona (Avandia).

La diabetes de tipo 2 es una enfermedad crónica cada vez más común que padecen las personas que tienen dificultad para convertir la glucosa (un tipo de azúcar) en energía. Los niveles de glucosa en sangre son elevados debido a que sus células son resistentes a la insulina (una hormona que ayuda a convertir la glucosa en energía) o debido a que el páncreas no genera suficiente insulina. La diabetes puede provocar graves problemas cardíacos, visuales, renales y nerviosos. La obesidad aumenta los riesgos de desarrollar diabetes de tipo 2. Desde 1980 hasta 2005, la cantidad de estadounidenses diagnosticados con diabetes subió de 5.6 millones a 15.8 millones.

"En la medida en que más personas son diagnosticadas con diabetes de tipo 2 y en vista del creciente despliegue de opciones de tratamiento, éste es un resumen de referencia", manifestó la directora de la AHRQ, la Dra. Carolyn M. Clancy. "Este resumen de evidencia científica no sólo es una importante herramienta para los médicos y pacientes que procuran la terapia más adecuada, sino que también señala las Áreas en las que necesitamos más investigación para hacer frente a esta enfermedad".

Lista creciente de opciones

A medida que se han puesto a disposición nuevos tipos de medicamentos orales para tratar la diabetes, los pacientes y los médicos se han enfrentado a una lista creciente de opciones de tratamiento. Las revisiones científicas previas han destacado algunas diferencias entre los medicamentos, pero el nuevo análisis de la AHRQ es el primero en resumir la evidencia acerca de la efectividad y los eventos adversos de todos los medicamentos orales aprobados, de uso común en Estados Unidos para el tratamiento de la diabetes de tipo 2.

Monitoreo

Típicamente, los pacientes con diabetes se monitorean mediante pruebas que controlan el porcentaje de hemoglobina A1c (HbA1c) en su sangre. El control de la HbA1c es un indicador más confiable del azúcar elevado en la sangre de forma crónica que el control de la glucosa en sangre. De acuerdo al resumen de la AHRQ, la mayoría de los fármacos para tratar la diabetes ofrecen una reducción absoluta de alrededor de un punto en la HbA1c. En esos casos, por ejemplo, la HbA1c de un paciente diabético podrá caer de 8 a 7 (siendo 5 el nivel normal en pacientes que no padecen diabetes). La nateglinida, la acarbosa y el miglitol bajan la HbA1c a aproximadamente la mitad de esa cantidad. La evidencia demuestra que, a menudo, la combinación de medicamentos para tratar la diabetes funciona mejor en la reducción de la HbA1c.

USNewswire

Avatar
Acerca del Autor