Alumno de 1er grado llevó arma a escuela

Fue delatado por sus compañeros de clase. Tras el hallazgo del arma, la policía y los padres del estudiante fueron notificados para que se presentaran de inmediato a la escuela. No está claro si el arma estaba cargada o no.

Escrito el 15 May 2008
Comment: Off
SAN FRANCISCO, California - Un estudiante de primer grado el pasado viernes llevó un arma de fuego a una escuela primaria de San Francisco, en el segundo incidente de este tipo en dos días, informaron las autoridades escolares el lunes.

Empleados en la Escuela Primaria Cleveland hallaron el arma en la mochila del niño luego de escuchar a algunos estudiantes conversar sobre la presencia de un arma de fuego en el recinto educativo, reportó el diario San Francisco Chronicle.

Según la publicación, la policía y los padres del estudiante fueron notificados para que se presentaran de inmediato a la escuela. No está claro si el arma estaba cargada o no.

"El estudiante dijo que él pensaba que era un arma de juguete", dijo Gentle Blythe, portavoz del Distrito Escolar de Excelsior, en entrevista con el San Francisco Chronicle.

El niño fue entregado a sus padres y hasta ahora no se han formulado cargos en su contra. La policía precisó que el caso había sido referido al Servicio para la Protección de Niños del Condado.

El incidente en la Escuela Primaria Cleveland ocurrió luego del arresto el jueves de un joven de 17 años que presuntamente llevó un arma semiautomática cargada a la Escuela Secundaria Lowell.

El estudiante, que no estaba inscrito en la mencionada escuela, estaba tomando clases nocturnas allí para cumplir con algunos créditos que necesitaba para graduarse.

El joven fue descubierto cuando empleados en la Secundaria Lowell investigaban un olor a marihuana saliendo del salón de clases donde éste se encontraba; se determinó que estaba escondiendo algo y se notificó a la policía, reportó el San Francisco Chronicle. Después del incidente del pasado viernes, el director de la Primaria Cleveland, un trabajador social y una enfermera visitaron cada una de las aulas del plantel para explicar a los 300 estudiantes lo que pasó y recordarles la importancia de notificar a un adulto sobre cualquier tipo de objeto inseguro en la escuela.

La escuela también envió cartas a los padres para informarles del suceso. El San Francisco Chronicle informó que el estudiante de primer grado fue suspendido, y que las autoridades escolares y de la ciudad determinarán cuál será su futuro.

El distrito escolar tiene una política de cero tolerancia con relación a la presencia de armas en las escuelas, y típicamente termina con la expulsión del estudiante.

Acerca del Autor