Antidepresivos, un arma de doble filo

Escrito el 09 Jul 2007
Comment: Off
BOSTON.- Los recién nacidos tienen pocos riesgos de sufrir lesiones por los antidepresivos que toman sus madres al principio del embarazo, determinaron dos de los mayores estudios sobre este controversial tema.

Madres deprimidas podrían ser riesgo para el bebé

La investigación se centra especialmente en los medicamentos predilectos para tratar la depresión y la ansiedad, como las marcas Prozac, Paxil y Zoloft. Paxil tiene una etiqueta de advertencia que señala posibles defectos cardíacos en los recién nacidos. Los expertos no vaticinan que eso cambie en el futuro. Sin embargo, determinaron que los nuevos estudios serán reconfortantes para las mujeres que luchan contra la depresión.

La posibilidad de defectos de nacimiento por culpa de los antidepresivos es un gran problema para los médicos y los pacientes. Dichos defectos afectan a los recién nacidos, pero las madres deprimidas también pueden ser un riesgo para los bebés.

Nueva clase medicamento

Los investigadores se han preguntado si los temores de efectos secundarios sobre los recién nacidos debe ir más allá de Paxin a una nueva clase de medicamentos, como los inhibidores de reabsorción serotonina (SSRI por sus siglas en inglés). Los últimos dos estudios, que aparecieron en la revista The New England Journal, alivian el temor, dicen los especialistas.

Riesgos

"Sí, existe un riesgo, pero el riesgo general es muy pequeño", dijo la doctora Susan Ramin, de la escuela médica de la Universidad de Texas, que conoce los hallazgos de los informes.

Ambos estudios, uno del Centro de Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y otro de la Universidad de Boston, emplean más casos de defectos al nacer que otras investigaciones anteriores al vincular las anormalidades con el SSRI. Entre ambos, los estudios analizaron a 19.471 recién nacidos con defectos y 9.952 sin ellos. Luego estudiaron que SSRI tomaron las madres durante los primeros tres meses de embarazo.

Los investigadores señalan que las mujeres deben dialogar extensamente con sus médicos sobre los riesgos de los antidepresivos, preferiblemente antes del embarazo.

Acerca del Autor