Aprobarán tarjetas verdes sin reporte final del FBI

Residencias sin informe total del FBI. Gobierno acelerará trámites migratorios

Escrito el 14 Feb 2008
Comment: Off
Miami, El gobierno de Estados Unidos reducirá la acumulación de trámites migratorios y otorgará miles de residencias antes de que la Policía Federal de Investigaciones (FBI) concluya la investigación de antecedentes, informó el lunes el periódico El Nuevo Herald, de Miami, en su página web.

No ayudará a todos

Los elegibles con la medida del departamento de Seguridad Nacional (DHS) son inmigrantes cuyas huellas digitales fueron analizadas por las bases de datos de antecedentes criminales del FBI, pero que todavía no han sido cotejadas con los archivos de información criminal y de inteligencia después de seis meses de espera, agregó el periódico. En caso de que los favorecidos resulten con antecedentes en la investigación final, el DHS les revocará inmediatamente el estatus como residente legal permanente y los deportará de Estados Unidos.

El Nuevo Herald indicó que con el cambio de política el gobierno federal busca ponerse al día ante el notable aumento de solicitudes de inmigración registrado antes del 1 de julio del año pasado, cuando se registró un incremento en las tarifas de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS). El sistema de verificación de antecedentes fue endurecido tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

El periódico apuntó que unas 150 mil solicitudes de residencia y ciudadanía están demoradas por la investigación del FBI, y que al menos 30 mil peticiones esperan desde hace más de tres años. El DHS confirmó que decenas de miles de personas podrían cumplir los requisitos para la tramitación expedita.

La nueva política fue explicada en un memorando interno obtenido por McClatchy Newspapers y funcionarios del DHS dijeron que la información se colocará esta semana en la página electrónica del ministerio. Abogados de inmigración aplaudieron la regla y pronosticaron que ahora se otorgaría la residencia con más rapidez, dijo El Nuevo Herald.

Pero los festejos chocaron con la postura de quienes apoyan controles de inmigración más severos, quienes acusaron al DHS de crear brechas de seguridad en lugar de resolver los atrasos. "Es una decisión impulsada más por la imperativa burocrática de reducir el atraso que por las preocupaciones de seguridad nacional", declaró al periódico Mark Krikorian, director ejecutivo del Centro de Estudios de Inmigración.

El DHS argumentó que la nueva política para acelerar los trámites no presenta ningún nuevo riesgo de seguridad, y matizó que los solicitantes de la residencia que se verán favorecidos ya cuentan con autorización para quedarse en Estados Unidos mientras esperan que concluya la investigación de antecedentes del FBI.

Acerca del Autor