Arte latino sobre madera

KENNEWICK, WA. - Adentro de su cochera, Juan Marin es un hispano que desde hace seis años dedica horas diseñando, creando y tallando diferentes obras de artes de mandera que su imaginación le permite realizar.

Marin cuenta con una gran habilidad en sus manos, ya que le permiten diseñar, cortar, pintar y tallar la madera para crear cofres, sillas, espejos de manos, baules,alajeros, placas de aniversarios, cajas para cerillos así como bastones, por lo que la mayoría de sus creaciones son únicas.

Con un total de nueve exposiciones, Juan Marin realizara su próxima exposición los días 19 al 20 de marzo en Kellogg y Metalie en la ciudad de Kennewick, con un costo por admisión de dos dólares por adulto.

"Todo empezo porque un amigo en el trabajo me regalo una cabeza de aguila de madera, y yo la coloque sobre un bastón, y de ahi me vino el gusto por seguir tallando y creando piezas de madera", comentó el artista latino. Apesar de que sus obras de artes se han vendido en Texas, Washiongton y Nueva York, Juan Marin tiene como sueño llevar todo su arte a Nuevo York y exponer cada una de sus ineditas piedazas.

Con estudios en Wayne Barton, Juan Marin ha sido reconocido en sus diferentes exposiciones como el mejor artista, por lo que ha obtenido siete medallas de primer lugar.

Piezas como tablas que sostienes botellas de vinos tallas con diferentes figuras tiene un valor de 100 dólares hasta alajeros de más de mil dólares.

Ante los reconocimientos y la apresiación del arte que realiza en todas su piezas, el valor de sus obras no equivalen a las horas de dedicación y amor que el artista latino le entrega a cada artículo en el momento que toma su lapíz para crear hasta que suelta su navaja al terminar de tallar.

"Una vez me dijo un maestro que si alguien me preguntara cuanto tiempo dedica hacer alguna pieza, le respondiera: toda una vida para poderlo hacer", enfatizó Juan Marin.

Acerca del Autor