Aspirina protegería al hombre del cáncer, pero no a la mujer

Los hombres que tomaron aspirina durante cinco años rebajaron levemente su riesgo de sufrir cáncer de la próstata, pero las mujeres que tomaron dosis escasas de esa sustancia durante 10 años no redujeron su riesgo de padecer otros tipos de cáncer, como el de seno y colon, indican dos estudios separados.

Los resultados no resuelven el debate acerca de si la aspirina y otras medicinas anti-inflamatorias pueden ser utilizadas para impedir el cáncer.

Los médicos familiarizados con la investigación creen que los diseños diferentes de los estudios y las dosis diferentes de aspirina utilizadas en cada caso explican los resultados contrastantes. "No creo que tengamos la última palabra acerca de la aspirina" y sus efectos sobre el cáncer, dijo el doctor Peter Greenwald,director de prevención del cáncer en el Instituto Nacional del Cáncer, que ayudó a financiar el Estudio de Salud en la Mujer (ESM).

Ese estudio, que involucró a unas 40.000 mujeres, es una gigantesca iniciativa sobre enfermedades en mujeres, y utilizó dosis levemente más altas de aspirina de las que se usan para los niños. Las pastillas de aspirina se tomaron cada dos días y sus resultados se compararon con los de un placebo. El estudio no halló efecto alguno de cáncer linfático,de seno, colon y otros tipos, aunque los resultados del cáncer pulmonar fueron menos concluyentes.

Esos resultados contradicen los de varios estudios menores y menos rigurosos, que en muchos casos utilizaron dosis más elevadas y más frecuentes.

En el estudio de los hombres, los investigadores de la Sociedad Norteamericana de Lucha contra el Cáncer examinaron a 70.144 hombres durante nueve años, y les preguntó acerca de su uso de la aspirina y otras drogas anti-inflamatorias tales como el Advil y el Motrin, a base de ibuprofen.

Acerca del Autor

Edición Impresa