Baldomir sorprendió a Judah

NUEVA YORK - El argentino Carlos Baldomir se encargó de iniciar el 2006 con una monumental sorpresa al derrotar el sábado por decisión unánime al norteamericano Zab Judah para conquistar la corona welter del Consejo Mundial de Boxeo en combate realizado en el Madison Square Garden en Nueva York.

Baldomir (41-9-6, 12 KOs), quien peleaba por primera vez por una corona mundial, inició lento, pero con un solo golpe en el séptimo asalto cambió el momentum del combate para encaminarse al triunfo.

Los tres jueces vieron al argentino ganar al otorgar puntuaciones de 115-113, 114-113 y 115-112 para de estar manera darle traste al combate millonario pautado en abril entre Judah y el invicto Floyd Mayweather.

Aunque Judah exponía las coronas del CMB, la Asociación Mundial de Boxeo y la Federación Internacional de Boxeo, Baldomir sólo conquistó la del CMB ya que no hizo los pagos requeridos por las otras dos entidades para sancionar su oportunidad titular. De esta forma los cetros de la AMB y la FIB quedaron vacantes.

Desde la primera campana Baldomir fue el agresor ante el indiscutido campeón mundial, que aprovechó su velocidad para tomar una temprana ventaja en las tarjetas. Pero el aguerrido argentino no rehuyó el combate en ningún momento y mantuvo presión hasta que en el séptimo enganchó a Judah con una poderosa derecha que lo lastimó seriamente y lo tuvo al borde del nocáut.

Judah sobrevivió a duras penas el asalto y desde ahí en adelante, Baldomir comenzó a tomar control de las acciones con su agresividad y trabajo dentro del ring logrando conectar en varias ocasiones contundentes derechas al rostro de su rival.

"Mi mano derecha fue lo que cambió la pelea", indicó Baldomir, natural de la provincia de Sante Fe y donde nació el fenecido ex monarca mundial Carlos Monzón. "El se preparó muy bien, pero yo venía preparado". Baldomir descartó el otorgarle una revancha a Judah ya que "quiero pelear con los más grandes".

"Que Mayweather se prepare", indicó el nuevo monarca de las 147 libras.

Judah (34-3-1, 25 KOs), quien vio desvanecerse millones de dólares con el revés, se mostró decepcionado por el fallo que fue ante su público en el Madison Square Garden, pero dijo que "Baldomir ganó una pelea fuerte".

"Yo estaba bien preparado para esta pelea. No quiero poner excusas", apuntó Judah, quien criticó a su promotor Don King por la cantidad de actividades promocionales que consideró no le permitieron enfocarse para la defensa titular.

Su padre y entrenador Yoel, sin embargo, arremetió contra los jueces por entender que su hijo ganó el combate.

"Él (Baldomir) no ganó la pelea. Él lastimó a Zab en sólo un asalto y eso fue todo, El ganó sólo tres o cuatro asaltos".

En el combate semiestelar, O'Neil Bell se convirtió en el primer campeón indiscutido del peso crucero desde Evander Holyfield al noquear en el 10mo. asalto al francés Jean-Marc Mormeck

O'Neil Bell (26-1-1, 24 KOs) sobrevivió a un fuerte castigo por parte de Mormeck en los primeros asaltos para al final sumar los cinturones del CMB y la AMB al suyo de la FIB.

Mormeck (31-3, 21 KOs) dominó las acciones en los primeros cuatro asaltos con poderosas derechas e izquierdas a la cabeza de Bell, pero a partir del quinto comenzó a aprovechar el cansancio del francés y en el sexto lo lastimó con una serie de derechas a la cabeza.

Bell continuó atacando a Mormeck en los asaltos subsiguientes con volados de derechas y uppercuts de derecha, tomando control del combate. En el 10mo., acorraló al exhausto francés en una esquina donde le conectó varias derechas para finalmente enviarlo a la lona.

El árbitro Wayne Nelly inició el conteo final, pero al ver que Mormeck no iba a poder levantarse, decretó el nocáut a los 2:50 del asalto.

Avatar
Acerca del Autor