Braceros logran histórico acuerdo

El dinero descontado era depositado en

cuentas de ahorro, pero los trabajadores nunca cobraron un peso de esos fondos.


MEXICO - Los campesinos mexicanos que trabajaron en las cosechas y en el ferrocarril en Estados Unidos bajo el programa conocido como "bracero", entre 1942 y 1946, y que desde hace años reclaman el pago de miles de dólares que fueron descontados de sus sueldos y depositados en supuestas cuentas de ahorro en México, finalmente podrán cobrar parte de lo adeudado.

Así lo estableció un acuerdo entre el gobierno mexicano y un grupo de abogados que representa a los trabajadores, y que fijó el monto a abonar en $3,500 por trabajador (o sus sobrevivientes). Los beneficiarios tienen hasta el 23 de diciembre de 2008 para completar las solicitudes, según informaron a Univision Online fuentes cercanas al proceso.

La demanda judicial contra el gobierno de México lleva años sin resolverse debido a desencuentros y diferencias entre ambas partes. Los braceros, como se conoce a los campesinos mexicanos que participaron del programa laboral, han estado reclamando por sus ahorros, pedido que ha sido sistemáticamente rechazado por el gobierno. El histórico acuerdo beneficia a miles de trabajadores que llegaron a Estados Unidos bajo el programa conocido como bracero, y que se extendió desde 1942 hasta poco después de 1960.

Básicamente, la iniciativa fue puesta en marcha por el gobierno norteamericano ante la falta de mano de obra para levantar las cosechas y trabajar en el ferrocarril, debido a la Segunda Guerra Mundial, que había movilizado a cientos de miles de hombres a Europa. El acuerdo judicial entre el gobierno mexicano y los braceros establece pagos a los trabajadores -la mayoría ancianos hoy en día-, o a sus sobrevivientes, que puedan demostrar que laboraron como braceros del 1 de enero de 1942 al 31 de diciembre de 1946.

Las solicitudes deberán ser presentadas en persona en una oficina del Consulado Mexicano en Estados Unidos o en la Embajada de México, en Washington DC, antes del 23 de diciembre de 2008. Los formularios deberán estar sustentados con documentos originales que comprueben que el beneficiario (solicitante o su sobreviviente) trabajó como bracero entre las fechas mencionadas.

En la demanda colectiva que generó el acuerdo, los trabajadores y sus familiares denunciaron condiciones injustas de trabajo y reclamaron el pago del dinero que durante esos años de labor se les fue descontando de sus sueldos. Dichos montos (10 por ciento de sus haberes mensuales) eran supuestamente depositados en una especie de cuenta de ahorros en México. Las transacciones fueron realizadas en aquellos años a través de Wells Fargo Bank y Union Trust Company de San Francisco, California, al Banco de México y al Banco Nacional de Crédito Agrícola, en México.Dichos ahorros debieron ser abonados a los trabajadores una vez que culminaban sus funciones y regresaban a México.

Acerca del Autor

Edición Impresa