Bryant y Jackson Saborean el Triunfo

ORLANDO - Kobe Bryant se acercó al entrenador Phil Jackson, lo miró fijo a los ojos y se estrecharon en un abrazo. Después de todo lo que habían sufrido, este era su momento de gloria, su campeonato. Nada se compara. Bryant se sacudió la sombra de Shaquille O’Neal y conquistó su cuarto título de la NBA, y primero sin Shaq. Jackson superó la marca de Red Auerbach al alzarse con su décima corona, cuarta con los Lakers.

Un año después de caer en la final ante Boston, los Lakers están nuevamente en la cima. Cosecharon su 15to título al derrotar el domingo 99-86 al Orlando Magic en el quinto partido de la serie. Bryant aportó 30 puntos y el español Pau Gasol marcó 14 y recuperó 15 rebotes. Le tomó bastante tiempo, pero Bryant finamente se sacó de encima el fantasma de Shaquille O’Neal y dio más fuerza al argumento de que es el mejor jugador de la NBA desde Michael Jordan. Bryant promedió 32.4 puntos por partido y fue designado el mejor jugador de la final. Después del encuentro dijo que le molesta que se siga hablando de Shaquille O’Neal. “Fue como una tortura china, con gotas de agua”, declaró. “Me retorcía cada vez que tocaban el tema. Pero no podía hacer nada”.“Creo que el equipo estuvo a la altura. Sabía el reto que tenía y dimos batalla”, agregó. O’Neal, quien ahora juega con los Phoenix Suns, dijo sentirse contento de que Bryan haya ganado otro título.

Acerca del Autor

Leave a Reply

*