Bush contra las licencias

WASHINGTON, D.C.— La Casa Blanca pidió ayer a los negociadores de ambas cámaras del Congreso que incluyan la medida Real ID en la versión final del proyecto de gastos de Irak, Afganistán y las víctimas del tsunami, y con ellos causó desilusión, decepción y consternación en los grupos pro inmigrantes y legisladores demócratas.

Entre otras cosas, la medida, si se hace ley, dificultaría la concesión de licencias de conducir a los indocumentados y pondría restricciones al uso de las licencias de conducir para identificarse en asuntos federales. También rechazaría las matrículas consulares para esos mismos efectos.

“La Administración insta encarecidamente a los negociadores la inclusión de la ley Real ID de 2005 en la versión final de proyecto [de gastos de emergencia para las guerras]. Esta importante legislación fortalecerá la capacidad de Estados Unidos de protegerse del ingreso de terroristas y de actividades terroristas dentro de Estados Unidos”, dice el documento remitido al Congreso con la firma de Josh Bolton, director de la Oficina de Manejo y Presupuesto de la Casa Blanca.

Avatar
Acerca del Autor