Bush promete aviones no pilotados para vigilar frontera México

EL PASO - El presidente de EEUU, George W. Bush, prometió hoy reforzar con aviones no pilotados la vigilancia de la frontera con México, al finalizar una gira por los estados del suroeste del país.

En unas declaraciones a la prensa que le acompaña, el presidente afirmó que "hay que dotar de tecnología a los agentes para que puedan ejercer mejor su trabajo. Sin prisa, pero sin pausa, se está utilizando la tecnología a lo largo de la frontera y forma parte de nuestra estrategia, junto a las barreras físicas". "Vamos a usar aviones no pilotados para ayudar a hacer respetar la frontera en las áreas rurales de Texas, Nuevo México y Arizona", declaró el presidente, quien reconoció que los agentes por sí solos no dan abasto para vigilar una frontera de más de 3.000 kilómetros.

"Se pueden contratar más agentes, pero cuando se ve la longitud de la frontera, nunca serán los suficientes", agregó Bush. El presidente recorrió hoy un trozo de la frontera a lo largo del Río Grande, cuyo cauce está ahora mismo seco.

Durante el recorrido cerca de una valla electrificada y protegida con alambre de espino, el presidente pudo ver a agentes de la Patrulla de Fronteras que vigilaban la línea divisoria a caballo o en automóviles.

Cada año más de un millón de personas tratan de cruzar la frontera ilegalmente con la esperanza de encontrar trabajo en Estados Unidos.

Doug Mosier, de la Patrulla de Fronteras en El Paso, explicó que en el año fiscal 2005 los agentes de este sector detuvieron a un total de 122.600 inmigrantes indocumentados, frente a 104.000 en el año anterior. Bush propone, para hacer frente al problema de la inmigración ilegal, un plan que prevé el endurecimiento de las medidas en la frontera pero que tiene como piedra angular un programa de acogida de trabajadores temporales extranjeros

Avatar
Acerca del Autor