Bush propone más control de Inmigración

Pidió innovación educativa y tecnológica

WASHINGTON - El presidente George W. Bush afirmó el martes que Estados Unidos necesita hacer más estrictas sus normas de inmigración y reforzar la protección fronteriza, y reiteró su propuesta de un programa de trabajadores temporales. Al mismo tiempo, descartó la posibilidad de que su Gobierno respalde una amnistía para millones de extranjeros que se encuentran indocumentados en el país.

En un discurso sobre el Estado de la Nación ante el Congreso reunido en pleno, Bush señaló que para mantener su competitividad, el país necesita un sistema de inmigración que "haga respetar la ley, refleje nuestros valores y sirva a los intereses de nuestra economía".

Por ello, manifestó, Estados Unidos necesita fronteras más controladas y seguras.

Con ese objetivo, "debemos tener normas de inmigración más estrictas y reforzar la protección fronteriza".

El presidente se mostró de acuerdo con algunos proyectos para permitir el ingreso de trabajadores temporales al país.

"Debemos tener un programa humano y racional de trabajadores que rechace la amnistía, que permita (la existencia de) fuentes de trabajo temporales para gente que busque conseguirlos de manera legal, y reduzca el contrabando y el crimen en las fronteras", dijo.

Durante el discurso del Estado de la Nación dijo que "Estados Unidos tiene una adicción al petróleo" y debe romper su dependencia del suministro extranjero en regiones inestables del mundo.

En su informe anual, Bush reforzó la promesa central de su discurso inaugural: "Nuestra nación está comprometida con una meta histórica a largo plazo: buscamos el fin de la tiranía en nuestro mundo.

La seguridad de Estados Unidos en el futuro depende de ello".

Avatar
Acerca del Autor