Cambiando de voz Si tu voz se deforma… Cambiar de voz es lo más normal del mundo, todos los hombres han pasado por eso.

Estás entrando en la pubertad total y parece que cuando hablas te comiste a un pato, a una gallina o quién sabe qué trompeta se te metió... entonces, seguramente lo que pasa es que tu voz ¡está cambiando!; no te espantes si no puedes controlarla, este cambio es de lo más normal y sucede tanto en las niñas como en los niños, sólo que en los niños es más notorio ya que se vuelve mucho más grave.

¿Pero cómo ocurre?

Resulta que tu laringe, ubicada en tu garganta crece durante la pubertad; la laringe es un cartílago del mismo tipo de tejido del que están hechas tus orejas y tu nariz; ésta tiene forma de tubo y es quien te ayuda a hablar, gritar, reír, cantar, murmurar, llorar y a hacer todos los ruidos con la boca.

Cuando estás creciendo y te encuentras en la pubertad, tu cuerpo empieza a producir testosterona, que entre muchas otras cosas, provoca que la laringe crezca y que las cuerdas vocales se hagan más largas y más gruesas, provocando que tu voz se vuelva más grave.

Antes de que llegues a la pubertad, tu laringe es pequeña y tus cuerdas vocales son finas, por eso tu voz es más aguda que la de los adultos, pero en lo que te acoplas a estos cambios que te están pasando es cuando tu voz se deforma por completo, ya sea quebrándose o llena de "gallos" y ruidos extraños.

Lo bueno de todo esto es que el proceso dura pocos meses, así que puedes estar tranquilo porque en cuanto te deje de crecer la laringe, tendrás una voz clara y fuerte... ¡de todo un chico mayor!

Avatar
Acerca del Autor