Carlos Calderón creó su negocio

MIAMI, Florida - La "necesidad de tener que vestirse todos los días", mezclado con un "bohemio pasado" de pintura, arquitectura, y publicidad, empujaron al joven mexicano Carlos Calderón a lanzarse al mundo empresarial. Su producto: coloridas camisetas con dichos y refranes populares de carácter cómico, curioso y hasta político, pero que en su opinión dicen "la neta verdad".

Calderón, quien conduce el programa Acceso Máximo (que se transmite por Galavisión, todos los viernes a las 9 p.m./8 p.m. Centro), asegura que inició su propio negocio casi por accidente.

"Comencé [a vender camisetas] como un hobby, con una ganancia mínima... Pero de repente, la gente se identificó con el producto y comenzó a pedirme más y más", afirmó Calderón, quien se niega a divulgar su verdadera edad porque si lo hace "su mamá lo mata". En principio, el joven comunicador trabajó en Los Angeles como actor y en diversos programas de televisión. Luego, en el año 2000, se unió a la familia Univision como copresentador del programa Lente Loco. También apareció en diversos especiales de Navidad y Año Nuevo, alfombras rojas de Premio Lo Nuestro, y como reportero de entretenimiento en Primer Impacto.

Su reto empresarial arrancó, sin embargo, en febrero de 2005 cuando Raúl de Molina salió del aire por motivos de salud y Univision le pidió a Calderón que lo sustituyera en El Gordo y la Flaca, junto a Lili Estefan.

Avatar
Acerca del Autor