Carros Blindados en la Frontera con México

SAN ANTONIO - La violencia del narcotráfico en México se ha intensificado de tal forma que un número creciente de personas a ambos lados de la frontera con Estados Unidos está protegiendo sus automóviles con blindaje, cristales a prueba de balas y dispositivos que parecen sacados de una película de James Bond, como manijas electrificadas para las puertas y un artefacto que lanza una cortina de humo al presionar un botón.

Hasta fechas recientes, eran más bien las estrellas cinematográficas, los magnates empresariales y los políticos quienes tomaban semejantes precauciones. Pero ahora, según los dirigentes de la industria, los consumidores incluyen a los dueños de fábricas, médicos, editores de diarios y otras personas que tienen negocios en ambos lados de la frontera y temen por la ola de asesinatos, secuestros y asaltos a los automóviles sumamente frecuentes en el norte de México.

"No hay que ser muy rico" para necesitar esto, consideró Mark Burton, director general de International Armoring Corp, con sede en Ogden, Utah. "Esto es casi una necesidad".

Una compañía de San Antonio espera un crecimiento de 50 por ciento en sus negocios este año. Las modificaciones típicamente cuestan entre $80 mil y $100 mil, y no sólo se realizan en limusinas y carros de gamas altas, sino en autos Toyota o Honda, en furgonetas o en camionetas de pasajeros. "Creo que necesitamos meternos en un capullo impenetrable", dijo un empresario que tiene fábricas en Texas y en Ciudad Juárez, México. El empresario tiene dos Chevrolet Suburban blindadas desde octubre del 2007.

Acerca del Autor

Leave a Reply

*