Carta de Irán no ofrece resolver crisis nuclear

La secretaria de Estado, Condoleezza Rice restó importancia a una sorpresiva carta que el presidente de Irán le envió el lunes a su homólogo George W. Bush, al indicar que no abordaba con seriedad el estancamiento por el controversial programa atómico de Teherán.

NUEVA YORK - En una entrevista con The Associated Press, Rice, que dirige el cuerpo diplomático estadounidense, dijo que la carta del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad abarcaba de 17 a 18 páginas, y trataba sobre historia, filosofía y religión. No se trataba de una apertura diplomática, destacó.

"Esta carta no es eso. Esta carta no es el medio donde uno podría hallar una apertura para abordar el asunto nuclear, ni nada por el estilo", indicó Rice. "No aborda los asuntos con los que estamos lidiando de una manera concreta".

El comentario de Rice fue la reacción más detallada de Estados Unidos respecto de la carta, la primera que envía un jefe de estado de Irán a un presidente de Estados Unidos en 27 años. No dio detalles sobre el contenido pero puso en claro que Estados Unidos no cambiará su táctica sobre Irán.

"No hay nada aquí que pueda insinuar que entremos en una vía distinta de la que estábamos antes de recibir la carta", afirmó Rice.

Rice dio declaraciones antes de conversar sobre Irán con otros miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Estados Unidos presionó al Consejo de Seguridad para que realice la actual revisión sobre el tema, pero el órgano está dividido sobre el tipo de presión a imponerle a Irán, ya sea sanciones u otra acción punitiva en el caso de que Teherán no deponga su actividad nuclear.

Washington y sus aliados europeos acusan a Irán de buscar en secreto tecnología nuclear para fabricar armas. Irán sostiene que sólo le interesa generar electricidad.

Los acusadores de Irán no han podido convencer a Rusia y China, aliados tradicionales y socios comerciales de Irán, de que una serie de sanciones severas resulte efectiva.

Avatar
Acerca del Autor