Columnista: Enrique Kogan

Toyota trasladará a México la fabricación de un popular vehículo

Como parte de una reasignación más grande de recursos, y durante los próximos dos años, Toyota anunció que planea trasladar la producción de la camioneta mediana Tacoma a México.

El Tacoma que se fabrica en San Antonio, Texas, tendrá su nueva casa en una planta en Guanajuato, México, ya que la aprobación del nuevo tratado de libre comercio, TLCAN, les permite a los fabricantes de automóviles construir vehículos en México sin ser penalizados por sustanciales aranceles.

El fabricante de automóviles está en medio de un plan de inversión de 13 mil millones de dólares para sus operaciones en los Estados Unidos durante un período de cinco años hasta 2021.

Hasta la fecha, Toyota ha comprometido aproximadamente 7.1 mil millones del total anunciado, lo que lo deja con una inversión directa acumulada en los Estados Unidos, que supera los 28.4 mil millones dólares.

Toyota dijo que los movimientos están diseñados para mejorar la velocidad operativa, la competitividad y la transformación en sus plantas de ensamblaje de vehículos de América del Norte, basadas en plataformas y arquitecturas comunes.

Según cita el fabricante,  la nueva planta cuenta con una capacidad de producción de 266,000 unidades anuales, lo que le da un margen de crecimiento, ya que la compañía vendió casi 249,000 Tacomas el año pasado.

Además de trasladar el Tacoma, el fabricante de automóviles japonés también planea finalizar la producción de su SUV Sequoia de tamaño completo en Indiana para 2022. La planta se centrará en los SUV y minivans medianos de la marca: Highlander, Highlander Hybrid y Toyota Sienna.

La compañía invirtió 1.3 mil millones de dólares en la planta de Princeton, Indiana, para hacer los cambios y agregará 550 nuevos empleos en el sitio. Toyota trasladará la producción del Sequoia en 2022 a Texas y esa planta terminará la producción del Tacoma a fines de 2021.

La planta de Toyota en San Antonio se enfocará en la producción de camionetas y SUV de tamaño completo y carrocería sobre bastidor. Continuará ensamblando el Toyota Tundra y comenzará a ensamblar el Toyota Sequoia a partir de 2022, mientras cesará la producción del Toyota Tacoma a fines de 2021.

La capacidad de producción en la planta de San Antonio se mantiene en 208,000 unidades anualmente, y el verano pasado, anunció una nueva inversión de $ 391 millones para capacidades de producción múltiple de vehículos. La inversión total de la instalación supera los 3 mil millones de dólares y emplea a 3.200 personas.

Escrito el 2020-01-20 12:27:36
Enrique Kogan

Enrique Kogan