Combina tu trabajo con tu labor de mamá

Pregunta: Después de tres años de intentar combinar mi trabajo tradicional con ser madre, ahora estoy trabajando desde casa. Me encanta poder estar más tiempo con mi hija de 3 años pero hay un problema; tengo que atender llamadas de trabajo y cada vez que alguien llama, se me echa encima, empieza a hablar alto o lloriquear. ¿Qué puedo hacer?

Respuesta: Probablemente lo que te voy a decir no esté en ningún manual de padres, pero cada vez que tocas el teléfono, se transmite una señal que llega a tu hija y la atrae hacia ti.

No importa que estés trabajando en casa para poder pasar más tiempo con tu hija: en el momento en que atiendes el teléfono, tu hija sabe que mamá, la persona a quien más quiere en el mundo, está fuera de su alcance.

Tienes que entender que se pueda sentir confundida y resistirse cuando intentas establecer reglas para que no te interrumpa y explicarle que mamá está ocupada. He aquí algunas ideas.

Quitarla de en medio cuando estás hablando por teléfono no suele funcionar. Puedes intentar sentarla en un sitio y con tranquilidad explicarle que cuando mamá está hablando por teléfono, tiene que buscarse algo tranquilito que hacer.

Prometer leerle un cuento o jugar a un juego puede ser el aliciente que necesite, simplemente asegúrate de cumplirlo.

Otra táctica útil es tener a mano unas distracciones especiales, un video favorito o una cesta de juguetes que solo se sacan cuando estás al teléfono. Si es preciso, deja en espera a la persona que llama mientras preparas las cosas: eso es mejor que someterle a una discusión entre tu y tu hija.

Si tu hija sigue echándose la siesta, organiza las llamadas para esa hora.

Pero si ninguna de estas soluciones funciona, o si te sorprendes diciendo "cállate, estoy en el teléfono" más veces de las que te gustaría, es posible que debas hacer algún ajuste para atender las necesidades de la niña. Intercambiar el cuidado de los niños con alguna vecina, contratar una niñera por horas, o encontrar una guardería familiar para media jornada son buenas opciones que te dejarán algunas horas al día o a la semana (dependiendo de tu agenda) de trabajo ininterrumpido.

Avatar
Acerca del Autor