Comité del Senado aprueba protección de niños inmigrantes

Washington. El Comité Judicial del Senado aprobó a principios de Junio un proyecto de ley bipartidista para mejorar el trato que reciben los aproximadamente 5.000 menores de edad que llegan al país sin papeles y sin la compañía de un adulto.

El proyecto de ley, patrocinado por la senadora demócrata Dianne Feinstein (California) y el republicano Sam Brownback (Kansas), busca resolver la situación de los niños indocumentados que llegan a manos de las autoridades estadounidenses tras su detención en la frontera.

Esta medida "asegurará que los niños que entran solos y que pasan a la custodia del Gobierno de EEUU reciben un trato adecuado", explicó Feinstein.

El proyecto de ley debe ser aprobado por el pleno del Senado, que no ha fijado fecha para su votación final.

El otrora Servicio de Inmigración y Naturalización tenía a su cargo la custodia de los menores indocumentados, pero en 2002 el Congreso de EEUU transfirió esa responsabilidad a la Oficina para el Reasentamiento de Refugiados (ORR), que depende del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Desde marzo de 2003, esa oficina asumió la responsabilidad del cuidado de esos menores de edad pero, según los legisladores, ese cambio no garantiza necesariamente que los niños tengan la debida protección. Feinstein y Brownback presentaron la iniciativa con el objetivo de sentar las normas para proteger a los menores de los contrabandistas de inmigrantes indocumentados, separarlos de los que tienen antecedentes criminales, y proveerles acceso a representación legal ante los tribunales de inmigración. La senadora lamentó que muchos niños entran de manera ilegal al país en "circunstancias traumáticas" y sujetos "al abuso y la explotación", sin que hasta ahora las leyes de inmigración pudieran protegerlos.

Entre una decena de elementos, el proyecto de ley establece que las autoridades de inmigración entreguen a los menores detenidos en la frontera a la ORR en un plazo de 72 horas, y establece las condiciones mínimas sobre la detención de los menores.

Además, señala que el Departamento de Seguridad Nacional, y no la ORR, será la entidad encargada de la custodia de los niños y jóvenes con antecedentes criminales o que representan un riesgo a la seguridad nacional.

La medida también pide que las autoridades otorguen protección a los niños, de manera que no sean objeto de abusos por parte de contrabandistas, "abogados sin escrúpulos" o cualquier persona que quiera explotarlos u obligarlos a cometer delitos.

Los senadores también incluyeron cláusulas para que los gobiernos estatales reciban un reembolso del Gobierno por los gastos incurridos durante su custodia de los niños indocumentados.

Avatar
Acerca del Autor