Cómo combatir el calor durante el embarazo

(CL) -- El calor nos provoca irritabilidad y mal humor. Si añadimos a esa combinación un embarazo, la incomodidad adquiere un significado totalmente nuevo.

Sin embargo, es posible combatir las molestias del calor durante el embarazo.

A continuación, algunos consejos para que te mantengas lo más fresca posible, a pesar de que el vientre haya crecido demasiado.

* Sal al exterior en la mañana y la noche, cuando la temperatura es más baja. Aprovecha esas horas para caminar, hacer alguna gestión o cualquier otra cosa que necesites realizar al aire libre. Evita la luz solar directa cuando en las horas de mayor intensidad, entre las 10 a.m. y las 4 p.m.

* No salgas fuera cuando hay calor excesivo. Si no te queda otra opción, siéntate a la sombra y limita tus actividades.

* Cuando estés bajo techo, enciende el acondicionador de aire. Si no tienes, utiliza un ventilador, apaga las luces, y corre las cortinas para refrescar la casa.

* Utiliza ropas de telas como algodón, seda o lino, que permiten la respiración de la piel, especialmente cuando no están demasiado ajustadas al cuerpo. Las blusas, faldas, vestidos y pantalones anchos hechos con fibras naturales serán más cómodos que otras prendas hechas con fibras artificiales como el poliéster, que puede tornarse pegajoso en el calor. Cambia los tacones altos por zapatos sin tacones y tenis. El calor inflama los pies, así que opta por un calzado práctico. ¡Tu comodidad es más importante que tu sentido de la moda!

* Mantén tu hidratación. Es importante beber abundante agua y jugos de frutas, para evitar la deshidratación. Si te sientes mareada, pasa al interior de la casa o ponte a la sombra.

* Usa bloqueador solar antes de salir al exterior. Cuando una mujer está embarazada, su piel es más propensa a quemaduras y manchas provocadas por los cambios hormonales.

* ¡Refréscate! Lleva siempre una botella de agua y bebida carbonatada en el bolso, y úsala periódicamente. También debes darte duchas o baños con agua tibia para mantenerte fresca. Hunde los pies en una bañera o piscina de agua fría.

* Consume alimentos fríos. Come frutas, ensaladas y paletas de helado para mantener la frescura del cuerpo.

* Minimiza la ingestión de sal. La misma conduce a la retención de agua o la inflamación, que te harán sentir más incómoda aún.

* Tómate una siesta. El calor puede fatigarte, por lo que te sentirás mejor si has descansado bien.

* ¡A mover esos pies! El movimiento aliviará la inflamación, y facilitará la circulación. Si estás en el trabajo, baja y sube los pies en el banco de un parque o silla de sala de estar durante la pausa del almuerzo.

* ¡No tienes que hacerlo todo en temporada de calor! Si no te sientes cómoda a la hora de cocinar o limpiar, pide ayuda a familiares, amigos, o a tu esposo.

Y, sobre todo, trata de mantener el buen humor. ¡El verano no durará toda la vida!

Avatar
Acerca del Autor