Cómo decirles que no fumen

Fumar, todos lo sabemos, es un vicio que perjudica la salud, puede causar cáncer de pulmón e incluso la muerte. Pero, ¿cómo decírselo a nuestros hijos y lograr que nos escuchen? El sitio de Prevención del Consumo de Tabaco en los Jóvenes ofrece buenos consejos. Muchos adolescentes empiezan a fumar porque creen que eso es “cool”, o simplemente porque sus amigos lo hacen. Durante esta fase de rebeldía es particularmente difícil la comunicación entre padres e hijos. A menudo no se logra trasmitir el mensaje y los padres, frustrados, optan por no decir nada.

El sitio de Prevención del Consumo de Tabaco en los Jóvenes recomienda encontrar el momento adecuado para tratar el tema. Por ejemplo jugando basquetbol, mencionando cómo el cigarrillo afecta la salud y las habilidades atléticas de una persona. Otro buen momento es mientras conduces el auto, o cuando están de compras, o antes de ir a dormir. Una buena manera de atraer su interés es haciéndole una pregunta sobre lo que él o ella sabe sobre el tema. Algo como '¿Qué te dijeron en la escuela sobre no fumar? En mi época no nos hablaban de eso'. Eso te ayudará a averiguar lo que tu hijo sabe sobre el tema y permitirá que exista un diálogo.

Algo que recomiendan no hacer es convertir esta conversación en un sermón donde solo habla el padre o la madre. Incentivar una conversación donde ambas partes participen es mucho más constructivo. Y no te concentres en la actitud del adolescente, ya que esto hará que se ponga a la defensiva.

Visita el sitio de Prevención del Consumo de Tabaco en los Jóvenes para más información sobre el tema en español.

Avatar
Acerca del Autor