¿Cómo hacer un plan de finanzas personales?

El proceso de planeación

Para elaborar tu plan de finanzas personales hay cientos de enfoques que puedes utilizar. Lo más importante es hallar el enfoque que mejor se ajuste a tus necesidades y ceñirte a él. En todos los casos, tus valores te guiarán para definir tus prioridades.

Los valores en el proceso

de planeación

Nuestros valores son lo que nos ayuda a juzgar algo como importante o no importante para nosotros. Son lo que constituye la base de un buen plan de manejo financiero. Necesitas entender cabalmente tus propios valores al desarrollar tus metas-tanto en las finanzas como en la vida.

Elaborar un plan de finanzas pasa por las siguientes etapas:

1. Evalúa las necesidades

Tienes que decidir qué es lo que deseas y qué es lo que necesitas. Evalúa tu situación financiera actual. Analiza la situación actual desde un punto de vista amplio. Puedes llamarle a este paso ubicarte en la realidad, hacer inventario o hasta mirar el contexto mayor.

Pero, independientemente de cómo lo llames, no procedas antes de completarlo.

Haz dos listas: Una de deseos y otra de necesidades.

Al decidir lo que vas a incluir en estas listas, pregúntate: ¿Por qué deseo esto?, ¿Qué cambiaría en mi vida si lo tuviese?, ¿Cuáles otras cosas cambiarían si lo tuviese? (Para mejorar o para empeorar), ¿Qué es realmente importante para mí?, ¿Coincide esto con mis valores?

2. Establece tus metas

El proceso de establecer metas requiere convertir tus necesidades en metas. Una meta es un resultado muy específico hacia el cual dirigirás tus esfuerzos. Puedes tener metas a largo plazo y metas a corto plazo. Puedes tener metas para el día, para la semana, para el año y para toda tu vida.

3. Elabora un plan

Es importante comenzar a desarrollar un plan de vida. Pregúntate: ¿Dónde quiero estar dentro de 5 años, dentro de 10 años y dentro de 20 años? Una vez determinado eso, puedes entonces tener una idea más clara de las acciones que necesitas implementar para lograr esas metas. Lo próximo es visualizar la importancia de esos pasos. ¿Qué será lo primero, segundo, tercero, que harás?

4. Actúa

El primer paso para alcanzar tus metas es actuar. Muchas veces las metas no se logran porque no se da nunca el primer paso. Tener un plan, en sí, no significa que vas a alcanzar tus metas. Debes hacer lo que te has propuesto en tu plan. (Justo cuando comenzabas a pensar que esto iba a ser fácil, ya ves.) Actuar es muy importante para afirmar tus metas. Es importante anotarlas.

De hecho, los expertos dicen que ayuda mucho ponerlas en un lugar donde las puedas ver a menudo. Léelas en voz alta. Compártelas con tus amigos. Verlas en blanco y negro ayuda a convertirlas en realidad.

Avatar
Acerca del Autor