| 20-Nov-2017 09:34:55 am

Cómo mantener controles sobre la nómina

Situación:

La Hickory Company acaba de cumplir su tercer año de operación y ahora tiene 10 empleados contratados. Cuando inició sus operaciones el propietario de Hickory, Jesse, hizo los depósitos de las contribuciones y radicó las planillas de contribuciones por empleo con la ayuda de Glen, un asistente clave. Sin embargo, a medida que la empresa tuvo más trabajo estas funciones fueron pasando gradualmente a Glen —hasta donde Jess sabía, esta parte del negocio estaba siendo atendida y su atención podría centrarse en otros asuntos (aunque Jesse continuó revisando y firmando las planillas de contribuciones).

Una semana, cuando Glen estaba fuera de la oficina, Jesse miró por casualidad la correspondencia entrante y se dio cuenta de una carta que solicitaba información sobre planillas de contribuciones por empleo faltantes. Esta fue una noticia inesperada pues Jess recordaba haber revisado y firmado estas planillas cuando debieron enviarse.

Luego de mayor investigación, Jess encontró que los depósitos de las contribuciones por empleo se habían suspendido en algún momento en el año anterior. Glen había estado desviando los fondos a una cuenta personal y también había dejado de radicar las planillas de contribuciones por empleo (aparentemente las planillas aprobadas y firmadas por Jesse nunca habían sido enviadas). Ahora Hickory Company se encontraba frente a la posibilidad de haber incurrido en planillas de contribuciones morosas y no pagadas.

Acerca del Autor

Edición Impresa