Comparte la Cena en Familia

Escrito el 15 Sep 2010
Comment: Off
Por ViveMejor.com - Los compromisos de trabajo o de estudio hacen que a menudo los miembros de tu familia pasen la mayor parte del día ocupados y fuera de la casa. Por eso, compartir la cena es una oportunidad única para no sólo comer juntos sino también para conversar con tus hijos y mantenerte al día de sus preocupaciones y actividades escolares.
¡Todos a cocinar!
Cocinar juntos es una manera de compartir las tareas y de dejarles a tus hijos saber que su participación es útil e importante. Además, podrán pasar un momento divertido antes de probar la comida y, quién sabe, hasta podrían aprender algunos de tus secretos de cocina.
Elige recetas sencillas para que los niños puedan ayudar a prepararlas. O bien, si vas a hacer una comida más elaborada, como una Ropa Vieja al Estilo de la Abuelita, cuéntales la historia del plato, sobre todo, si tiene relación con tu cultura y origen familiar. Y cuando todo esté listo, ¡pídeles que te ayuden a poner la mesa y a servir la comida!
Deja de lado las distracciones
Apaga el televisor, los celulares y la computadora durante la cena. Demuéstrales a tus hijos interés por conversar sobre las actividades del día: cuéntales cómo te fue en tu día y así los animarás a que ellos te hablen sobre el suyo. De esta forma, sabrán que te preocupas por ellos y les darás un tiempo para que se expresen con libertad y tranquilidad sobre sus sentimientos.
Inventa tu propia tradición
Otra manera de compartir con tu familia es organizar actividades para después de la comida. Escuchar música o jugar un juego de mesa son maneras divertidas de conectar como familia. Si tus hijos son pequeños, pueden hacer otro tipo de actividades como dibujar o hacer una artesanía. Por ejemplo, junta los palillos de las paletas Popsicle® para hacer un marco para una foto familiar. Termina el proyecto pegando calcomanías de colores en el marco. Cuando lleguen los abuelos de visita, ¡anima a tus hijos a que les muestren su obra de arte!
Usa estos consejos para hacer de la cena familiar un momento de convivencia y calidad. Aunque no lo expresen con palabras, tus hijos te lo agradecerán siempre.

Avatar
Acerca del Autor