Conoce la historia de la rosca de Reyes Magos

El roscón de Reyes o rosca de Reyes es un dulce que se come en España y otros países hispanos —como México— que se suele tomar el día 6 de enero durante el día de Reyes. Se puede servir en el desayuno o en la merienda. Su apariencia es la de un bizcocho con forma anular, adornado con rodajas de fruta escarchada o confitada de colores variados.

Como ya sabes, la rosca de Reyes es un postre que se consume el día 6 de Enero, conmemorando que los Reyes Magos han encontrado el pesebre donde ha nacido Dios. Por la mañana los niños reciben regalos, que los reyes les dejan durante la madrugada de la víspera en sus casas, en representación de los presentes que los Reyes Magos le llevaron al Niño Jesús.

Esta es una costumbre del cristianismo, y la historia cuenta que de Persia salieron los tres Reyes Magos para ir a adorar al Niño Jesús. Y según lo narra Marco Polo en su libro El Millón: "Los tres Reyes de la comarca se pusieron de viaje para adorar a un profeta recién nacido y llevarle tres ofrendas: oro, incienso y mirra. Si el profeta tomaba el oro, era rey terreno; si tomaba el incienso era un Dios; y si tomaba la mirra, era un médico.

Sus nombres: Melchor, Gaspar y Baltazar, tres Reyes Magos ataviados con llamativas vestimentas que salieron de Oriente y que hoy con el paso de los años forman parte de las celebraciones decembrinas. Cargados de regalos, oro, incienso y mirra, especialmente para el niño, y según narra en algunos pasajes la Biblia, cada uno de estos obsequios guarda un significado muy especial.

"Todo nuestro Oro, nuestro dinero... Cristo se nos presenta hoy día en cada rincón del camino vestido de pobre o rico... el dinero que nos regala a través de nuestro trabajo o esfuerzo es para que ayudemos al vecino... ¡A Cristo!... ".

Resolvieron ir entonces los tres al mismo tiempo a adorar al Niño. Y lo encontraron del tamaño de la edad que le correspondía, tenía tres días.

Se postraron ante él y le ofrecieron el oro, el incienso y la mirra. El niño tomó las tres ofrendas y les dio a cambio, un cofrecillo herméticamente cerrado. Dentro del cofrecillo los Reyes encontraron una piedra, con la cual el Niño les quiso significar que debían ser firmes y constantes en su fé; pero como desconocían el significado la arrojaron a un pozo y vieron que de las nubes descendió una llamarada que se hundió hasta la piedra. Comprendieron que se trataba de un talismán, tomaron parte del fuego y lo llevaron a sus respectivos países para mantenerlo ardiendo y utilizarlo en todos los holocaustos".

Y para conmemorar esto, nació la costumbre de partir la rosca, que se origina en la Edad Media. En Francia comenzó a celebrarse esta fecha, cristianizando la costumbre pagana de "elegir un rey de las fiestas" Inspirado en el Eclesiastés, la gente se reunía en la noche familiar alrededor de una rosca de pan dulce adornada con azúcar y frutas cristalizadas, en la que habían escondido un haba, como símbolo de la huída de la persecución del rey Herodes.

Hoy en día el haba ha sido sustituida por una figurilla de plástico escondida en el pan. Cada persona corta una rebanada de rosca, y el cuchillo simboliza el peligro en el que se halla el niño Jesús. La persona que tiene la suerte de encontrar la figurilla al cortar el pan, es, según la costumbre, anfitrión de otra celebración posterior: Por ejemplo en México es el 2 de Febrero el día de la Candelaria, y la tradición observa que esta persona debe confeccionar un "ropón" al niño Jesús. Es decir, vestirlo de gala y ofrecer a sus invitados los tradicionales tamales, hechos de maíz, (el alimento prehispánico por excelencia) y chocolate, "el alimento de los dioses".

Como vemos, la costumbre de partir la rosca de Reyes es una fusión de diversas culturas a través del tiempo que da sentido y origen a esta hermosa tradición.


El Muñeco

En México, la representación de la Natividad es incorporada a la rosca de reyes, en donde el pan puede tener uno o varios muñequitos incrustados, y por lo tanto escondidos. Esto representa que el niño tuvo que ser escondido y protejido en los días del relato bíblico.

Originalmente, el muñeco era hecho de porcelana o cerámica, y actualmente es de plástico.

La cantidad de muñecos en el pan dulce, comunmente va de acuerdo al tamaño de la rosca, o puestos por el panadero (o panadera) a petición especial. Aunque no siempre la rosca de reyes tiene que llevar muñeco; por lo tanto, hay rosca con o sin muñeco.

Hay muñequitos de distintos tamaños; unos sentaditos, y otros acostaditos.


Servir el Roscón

El Roscón de Reyes original (o clásico) no suele llevar ningún acompañamiento o ingrediente añadido pero desde hace unos años se les suele servir con cremas o con chocolate en su interior, y suele contener de tres a cuatro regalos u obsequios y un haba.

La tradición dice que aquel que reciba el trozo de roscón con el haba deberá pagarlo.

Como en México la rosca de reyes puede tener uno o varios muñecos, representando al niño Dios, es tradicional, que a aquel que a la hora de cortar una rebanada de la rosca encuentra el muñeco, adquiere la obligación de comprar tamales para la fiesta del Día de la Candelaria celebrada el 2 de febrero.

Puede acompañarse servido con una taza de chocolate.

Avatar
Acerca del Autor