Contratación de indocumentados

WASHINGTON - El Gobierno de Estados Unidos prometió hoy que, pase lo que pase con la reforma migratoria en el Congreso, pondrá en marcha medidas para recrudecer el combate a la contratación de inmigrantes indocumentados.

Durante una audiencia ante el subcomité de Inmigración del Senado, representantes del Gobierno dijeron estar decididos a recrudecer la inspección de los sitios de trabajo y la verificación del estatus migratorio de los empleados, que conforman uno de los ejes de la reforma migratoria que estudia el Congreso.

La reforma de 1986, que legalizó a unos tres millones de indocumentados, ya incluía sanciones empresariales, pero éstas no se aplicaron plenamente por falta de recursos, entre otros factores. "Queremos evitar caer en los mismos errores con esta nueva legislación", dijo Stewart Baker, subsecretario de políticas internas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Según un informe de la Oficina de Supervisión del Gobierno (GAO), el brazo investigador del Congreso, divulgado durante la audiencia, el número de indocumentados detenidos en redadas en centros de trabajo disminuyó de 2.849 en 1999, a 445 en 2003.

Avatar
Acerca del Autor