Conviviría con su novio

A Media Syndication - Consciente de que éste es el momento de explotar como artista y que debe aprovechar la mayor cantidad de oportunidades que se le presenten, Jennifer Peña confiesa estar enamorada y seducida por su trabajo, por lo que conjuga estos sentimientos con los de su relación junto al también cantante Obie Bermúdez.

"¡El crecimiento me está seduciendo!; no sólo como persona, también como artista", relata. "Ahora es el momento para crecer y para disfrutar nuestros espacios como artistas, pues no queremos que la gente empiece a no reconocernos por separado y sólo nos vean como la pareja".

Aunque acepta que al momento de grabar los temas románticos en su producción discográfica no pensaba aún en su novio, Obie Bermúdez, Jennifer Peña insiste en que "le dedico todas a él, mi amor, porque son cosas que en verdad estoy sintiendo por él".

Clara en que no se encuentra preparada para casarse ni convivir con su pareja, por el momento, esta intérprete mexicoamericana de 22 años de edad insiste en que "estoy aprendiendo de todo y viendo qué puedo hacer para mejorarme como artista, cantante y autora".

Es por esto que admite agradece a Dios por todas las oportunidades que ha tenido al momento. Sin embargo, ante el planteamiento de si es practicante de alguna religión en particular, sostiene que "creo en Dios, en Jesucristo y en los ángeles, y hablo con Dios todas los días y todas las noches". ("Pero estoy explorando la religión en estos momentos y estoy tratando de ver cuál soy. Nunca he tenido el tiempo para explorar esa parte de mi vida. No creo que sea importante tener una religión y sí el tener una relación con Dios", sostiene).

De esta manera, Peña confirma que su decisión de convivir o no con su pareja no depende de los estatutos religiosos, y sí de los deseos de ambos de "tomar las cosas día tras día y respetar nuestros espacios". Sin embargo, cabe recalcar que tras su mudanza a la ciudad de Los Angeles, hace ya cerca de tres meses, para explorar un poco más la industria cinematográfica, su novio también tomó la decisión de radicarse allá, por lo que lleva un mes viviendo en la meca del cine.

"Todo está en mis manos y tengo que estar en control de mi situación. Estoy pensando en las cosas que son importante para mí y en mi futuro como artista", destaca quien recientemente participó en la película "Rumble", en la que encarna a una latina. "¡Siempre fue mi plan vivir en Los Angeles y me quedé! Es una ciudad tan grande, que me encanta y me da la energía para hacer lo que siempre he querido", dice.

Dice que estaría dispuesta a convivir con su pareja antes de contraer matrimonio.

"Hoy en día esas cosas están cambiando, es como algo de la independencia y creo que sí lo haría. Pero, no sé, porque es una decisión grande", expresa. "Soy muy particular y muy organizada", reconoce como una de las cosas que le podrían llevar a tener problemas durante la convivencia pues "todo tiene que estar en su lugar".

Avatar
Acerca del Autor