| 19-Nov-2017 12:15:20 pm

“Corrieron” a Los Indignados

DALLAS, Texas - Tras 41 dias de estar protestando y transgrediendo el orden público en esta ciudad, un Juez federal negó al movimiento Occupied Dallas la orden de restricción que les hubiera permitido seguir con su campamento atrás del Ayuntamiento de esta ciudad.
Apenas ayer se acabó la protesta en Nueva York en donde se originó las manifestaciones en Estados Unidos, y hoy, el Juez James Boyle indicó que tienen que levantar su campamento.
Los indignados han comentado que planean irse a una propiedad privada, sin informar dónde sería esto.
Y es que lo que parecía ser parte de un movimiento a nivel nacional en pos de lucha por la desigualdad económica, está terminando por desvirtuar en esta ciudad lo que un grupo de verdaderos indignados en Nueva York iniciaron hace poco más de un mes. Por ello, as autoridades municipales de esta ciudad les volvieron a dar un ultimátum. Si no desmantelan el campamento, todos serían arrestados.
Según un comunicado del Ayuntamiento de Dallas, el movimiento de indignados no acató las reglas. No levantan su basura y usan los baños de la sede municipal sin permiso.
Y es que a pesar de haberse manifestado más de mil personas, afuera del Banco de la Reserva Federal en Dallas hace un mes, ese grupo ha quedado reducido a menos de 100 personas que acampan con permiso en la parte posterior del Ayuntamiento de Dallas.
-Parecen arrimados-, -Los mandaron al patio trasero donde nadie los ve-, Están actuando como pandilleros y vagabundos-, son algunos de los mensajes en las redes sociales.
Y es que no es para menos, ya que a principios de semana, una reportera y el camarógrafo de FOX Channel 4, llegaron muy temprano a hacer un enlace en vivo afuera del campamento y fueron agredidos por dos "indignados" que valga la redundancia, se indignaron porque la luz de la cámara les molestó aparentemente y los despertó de su dulce sueño.
Los individuos salieron de sus tiendas de campañas enojados y empujaron a la reportera y al camarógrafos. Posteriormente les desconectaron la luz.

Acerca del Autor

Edición Impresa