¿Cuánto cuesta copiar?

Algunas ofrecen dinero y otros sexo


"Era la única manera de aprobar ese examen. No pude estudiar porque trabajo muchas horas y no quería desaprobar. Le copié a un compañero. No me sentí bien por eso". Este es el testimonio de una estudiante de Miami. Ella como tantos universitarios termina cometiendo estas violaciones. ¿Pagan por ello? Algunos sí.

Un estudio hecho por el sitio Collage Humor demostró que ciertos estudiantes copian pero pagan por ello. Aunque casi la mitad de los estudiantes (45,9 por ciento) acepta ayudar tácitamente a otro a hacer trampa. Más de tres cuartos (77,4 por ciento) no piden nada a cambio, pero 3,9 por ciento pide dinero y no menos del 12,2 por ciento se hace pagar con relaciones sexuales. Hacer trampa en los exámenes es una práctica antigua que, hoy por hoy, imitan gran parte de los universitarios.

Basta con ver estas estadísticas: casi el 61 por ciento de los estudiantes universitarios en Estados Unidos hace trampa en los exámenes y muy pocos (el 16,5 por ciento) tiene remordimientos por ello, reveló el mismo estudio hecho sobre la base de alumnos norteamericanos y realizado con 30.000 estudiantes Los hombres son, podría decirse, más osados en esta práctica.

Ellos hacen trampa más a menudo que las mujeres: 64,8 por ciento contra 42 por ciento. Ni la religión o los remordimientos los detienen cuando se trata de alcanzar un aprobado. Es más quienes se dicen religiosos hacen más trampa (65,4 por ciento) que quienes no lo son (58,3 por ciento).

Acerca del Autor