Cuatro de Cada 10 Mexicanos Tolera el Trabajo Infantil

Ciudad de México.- Cuatro de cada 10 personas en México está de acuerdo con que los menores reciban ingresos por un trabajo, revela un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
Según el estudio, los mexicanos perciben como algunas de las causas del empleo infantil el que los padres los obligan a trabajar, por que hay indiferencia de la sociedad y porque es preferible que laboren a que sean unos delincuentes. Por etapas de la infancia, el 68 por ciento de los mexicanos aprueba que personas entre 14 y 17 años laboren y que el 23 por ciento que lo hagan menores de 14 años.
De acuerdo con la encuesta "Percepciones sociales sobre el Trabajo Infantil", las personas que avalan el trabajo en adolescentes lo consideran formativo o piensan que éstos ya tienen la madurez o la capacidad física necesaria para desempeñarse en un empleo.
Casi un tercio percibe que el trabajo infantil genera beneficios como aprender un oficio, asumir responsabilidades con su familia o impedir que se vuelvan delincuentes, señala.
Victoria Cruz, asesora técnica del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la OIT, afirmó que es preocupante justificar que los niños trabajen pues se trata de una grave violación a los derechos humanos."Es importante diferenciar el trabajo infantil de las actividades formativas. Las actividades formativas, las actividades que realizan los niños, las niñas, incluso el adolescente, bajo supervisión familiar, son tareas apropiadas a su grado de madurez, a su edad, en un contexto generalmente comunitario, familiar, que no atenta contra su salud o sus derechos. No estamos hablando de trabajo infantil cuando hablamos de esto.
"Las personas menores de 18 años no han completado su desarrollo emocional, físico, psicológico. Requieren más energía, se lesionan más fácilmente, su piel todavía es más delgada que la de los adultos, todavía no han desarrollado sus capacidades cognitivas necesarias para desempeñar adecuadamente un trabajo", enfatizó.
Aún cuando un gran porcentaje de población está de acuerdo con el trabajo de adolescentes, el estudio indica que el 65 por ciento piensa que la edad mínima de admisión al empleo debería ser de 18 años. También reporta que la mayoría de las personas -53 por ciento- asocia el trabajo infantil con actividades laborales realizadas por niños y niñas y sólo una mínima parte -15 por ciento- lo relaciona con alguna condición de explotación o situaciones de abuso, exclusión escolar, ilegalidad o con peligros y riesgos asociados al trabajo.
También reporta que la mayoría de las personas -53 por ciento- asocia el trabajo infantil con actividades laborales realizadas por niños y niñas y sólo una mínima parte -15 por ciento- lo relaciona con alguna condición de explotación o situaciones de abuso, exclusión escolar, ilegalidad o con peligros y riesgos asociados al trabajo. "El trabajo infantil no es parte del código genético de los mexicanos, no es parte de nuestro ADN", advirtió Thomas Wissing, director de Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en México y Cuba.

Acerca del Autor

Edición Impresa