Cuestionan largo periodo de gobernador electo de Jalisco

La presidenta de la Comisión de Gobernación del Congreso local, Celia Fausto Lizaola, expresó que el gobernador electo tendrá oportunidad de organizarse con quienes van a ser parte de su gabinete.

MEXICO - (Notimex).- El largo periodo que ostenta Emilio González Márquez como gobernador electo de Jalisco ha generado opiniones divididas, ya que algunos sectores consideran que será benéfico y otros que podría afectar aspectos en materia económica y de políticas públicas en la entidad.

La presidenta de la Comisión de obernación del Congreso local, Celia Fausto Lizaola, expresó que el gobernador electo tendrá oportunidad de organizarse con quienes van a ser parte de su gabinete.

"Podrá seleccionar los mejores perfiles para las secretarías y que se dé un proceso de transición sin apresuramientos con la administración saliente", dijo.

La legisladora perredista agregó que uno de las aspectos negativos de esta entrega-recepción podría ser que la administración saliente "sienta los pasos de la que está electa y ésta, a su vez, pretenda arribar ya al poder para asumir sus funciones lo antes posible".

Dijo que la elección local se llevaba a cabo en el mes de noviembre y el periodo que conllevaban las impugnaciones, desahogo y calificación del proceso electoral se ajustaba para que el gobernador electo entrara en funciones el 1 de marzo.

Sin embargo, al decidir realizar de manera simultánea los comicios federales y estatales, no se previó el largo periodo que tendría ahora dicha transición.

A su vez, el investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Javier Hurtado, dijo que luego de adelantar las elecciones locales para coincidir con las federales, "tiene que pasar bastante tiempo para que el candidato ganador reciba la constancia como gobernador electo y después asuma sus funciones, por lo cual Jalisco tendrá que esperar y pasar por un periodo de incubación". En entrevista, el especialista de la UdeG mencionó que a los legisladores locales se les olvidó modificar los plazos que hay entre las fechas de elección y de posesión, así como fijar las partidas adecuadas del presupuesto de egresos del año en curso, así como del

próximo.

Consideró que en este caso, el panista González Márquez no puede tomar las decisiones hasta el 1 de marzo, y "el que está perdiendo es el estado de Jalisco, por que habrá un estancamiento de ocho meses, donde se carecerá de claridad, certidumbre y seguridad".

El especialista agregó que estas decisiones podrían afectar al estado de Jalisco en materia de economía, políticas públicas, inversiones y desarrollo regional, pues "ningún empresario local y extranjero se va a arriesgar a invertir mientras no haya claridad, mientras exista esta incertidumbre injustificada".

Por su parte, el vocal de la Comisión de Gobernación del

Congreso local, Manuel Villagómez Rodríguez, informó que ya está aprobado que a partir de 2009 las elecciones estatales serán en julio y el gobernador electo y los presidentes municipales podrán asumir sus funciones el primero de octubre, mientras que los diputados locales harán lo propio el día 15 del mismo mes.

Avatar
Acerca del Autor