Cupones a Mansalva, vía iPhone o Twitter

Estados Unidos está desarrollando una nueva generación de sus tradicionales cupones de descuento: vales electrónicos que pueden llegar al consumidor a través de su teléfono celular o sus cuentas de correo electrónico o en Twitter y Facebook.

Los nuevos formatos está ayudando a promover el regreso de una vieja costumbre norteamericana, a la vez que atrae a clientes nuevos y más jóvenes.

Hasta hace poco, muchos compradores, especialmente consumidores jóvenes como April Englebert, de 30 años, rechazaban los cupones impresos en periódicos o folletos llegados directamente por correo, pues parecían pasados de moda o resultaba vergonzoso presentarlos en la caja al pagar la mercancía.

Englebert, sin embargo, una empleada de una empresa contable en Portland, Oregon, quedó tan sorprendida tras notar que su cuenta mensual por comestibles bajó de 500 a 300 dólares, principalmente por los cupones electrónicos, que le recomendó a amigos y colegas del trabajo que los probaran.

"Es impresionante", dijo Englebert. "Hay muchas cosas que puedes comprar gratis".

El uso de cupones había estado disminuyendo desde 1992, a medida que los consumidores los consideraban menos necesarios, incómodos de usar o incluso humillantes. Pero cuando la economía entró en recesión, la austeridad hizo que su popularidad repuntara.

El uso de descuentos electrónicos y cupones aumentó más del 100% en el primer semestre de 2009, comparado con el mismo periodo del año pasado, mientras que el uso de los vales en general creció un 23%, según la compañía de procesamiento de cupones Inmar Inc. Su procesamiento representa ahora más de 3% de todos los cupones usados, comparado con el 2% en 2008.

Aunque ellos representan todavía una parte pequeña de todos los cupones usados en total, tienen un fuerte potencial de crecimiento, otorgando a los compradores una nueva manera de estirar sus presupuestos cada vez más estrechos.

Acerca del Autor

Leave a Reply

*