Dar para recibir: cinco consejos de impuestos

Escrito el 02 Nov 2007
Comment: Off
- Dado que el año impositivo finalizará justo luego de las fiestas, no es malo pensar en cómo los regalos pueden reducir su carga impositiva.

Según Jim Tyrpak, CLU, ChFC, AEP, MSFS, presidente de Society of Financial Service Professionals, existen muchas formas en que la generosidad puede beneficiarlo tanto a usted como a quien recibe los regalos.

Súmese el espíritu de la generosidad con los siguientes consejos para reducir sus impuestos federales a la propiedad de 2007:

* Observe el calendario. En 2007, los individuos pueden excluir hasta $12,000 del Impuesto Federal a los Regalos ($24,000 en el caso de los regalos compartidos de las parejas casadas) por los regalos otorgados a cualquier individuo.

* Exclusión vitalicia. Los individuos y las parejas casadas pueden evitar los impuestos por los regalos superiores a $12,000 utilizando su exclusión vitalicia hasta $1 millón. Debe presentarse una declaración impositiva de regalos.

* Educación y cuidado médico. Los individuos pueden regalar más de $12,000 si el regalo tiene el fin de cubrir gastos de educación o cuidado médico.

* Invierta. Bajo una selección especial, los individuos pueden acelerar hasta el equivalente de cinco años de su exclusión anual si invierten fondos en un plan de ahorro universitario 529 ($60,000 por individuo y $120,000 para las parejas casadas en 2007).

* Realice donaciones a organizaciones benéficas. ¿No necesita todos los fondos de su cuenta de retiro individual? A partir de 2007, los dueños de una cuenta de retiro individual tradicional pueden ordenar al guardián que realice distribuciones directas a organizaciones benéficas públicas. Las transferencias de hasta $100,000 se excluirán de los ingresos. Esta exclusión se encuentra disponible para los dueños de cuentas de retiro individual de más de 70.5 años de edad durante 2007.

Considere la posibilidad de regalar propiedades o acciones de gran valor a organizaciones benéficas en vez de efectivo para no tener que pagar el impuesto a los aumentos de capital. Las acciones o propiedades deben donarse a la organización benéfica en especie.

¿Tiene una vieja póliza de seguro de vida que ya no necesita? Piense en la posibilidad de donarla a una organización benéfica. Si la organización es dueña -;y beneficiaria- de la póliza, todas las primas posteriores que pague el donante serán deducibles como contribuciones de caridad. Para obtener más información, visite

www.financialpro.org.

Acerca del Autor