Demócratas exigen repuestas sobre Irak

"Una y otra vez han optado por proteger a este gobierno republicano en vez de llegar al fondo de lo que ocurrió y de las razones por las que ocurrió", declaró Harry Reid.

WASHINGTON - Los senadores demócratas forzaron el martes a los republicanos a asistir a una inusual reunión a puertas cerradas del Senado para increparles sobre la información esgrimida por el gobierno para invadir Irak y acusarles de tratar de encubrir el asunto.

"Una y otra vez han optado por proteger a este gobierno republicano en vez de llegar al fondo de lo que ocurrió y de las razones por las que ocurrió", declaró Harry Reid, el líder de los demócratas en la cámara alta.

Los republicanos, sorprendidos por la medida, la tildaron de maniobra política.

"El Senado estadounidense ha sido secuestrado por los demócratas", denunció el líder de la mayoría republicana, Bill Frist. "No tienen convicciones, no tienen principios, no tienen ideas".

Exigen investigación sobre las razones para atacar Irak

Los demócratas exigieron que el presidente del Comité de Asuntos de Inteligencia, el republicano Pat Roberts, concluya la segunda fase de una investigación sobre las razones esgrimidas por el gobierno de George W. Bush para iniciar un conflicto bélico que ha costado más de 2 mil vidas de soldados estadounidenses e incontables de iraquíes.

Los demócratas lograron que se designe a una comisión de seis miembros -tres de cada partido- para evaluar el progreso de la investigación y reportar sobre el asunto para el 14 de noviembre. Después de unas dos horas, los senadores regresaron a las sesiones abiertas. El año pasado, la comisión de Roberts emitió un informe de 511 páginas sobre las fallas en la información de inteligencia usada por el gobierno para ir a la guerra, y prometió una segunda fase en que se examinarían asuntos ausentes en la primera.

La comisión había comenzado esa segunda fase, dijo Roberts, pero no la ha concluido. Aseguró que desde siempre tenía planeado trabajar en el asunto a partir de la próxima semana.

En la tarde del martes, Reid exigió que el Senado se reúna a puertas cerradas. Los guardias sacaron al público del recinto, las luces se atenuaron y se cerraron las puertas. Para tal convocación no hace falta una votación.

La medida de Reid subrayó la persistente controversia sobre la guerra, iniciada por el gobierno de Bush en abril del 2003 con el argumento de que Irak tenía armas de destrucción masiva y que se había confabulado con la red Al Qaeda.

Tales armas nunca se encontraron y sucesivas investigaciones han desestimado las denuncias de cualquier vínculo importante entre el régimen de Saddam Hussein y la red terrorista. El jefe de gabinete del vicepresidente Dick Cheney, I. Lewis "Scooter" Libby, fue acusado el viernes pasado de obstrucción de justicia, de hacer declaraciones falsas y de perjurio en un caso relacionado a los acontecimientos previos a la guerra.

Avatar
Acerca del Autor