Demócratas lanzan acusación contra Bush

WASHINGTON - El presidente del Partido Demócrata, Howard Dean, aseguró el sábado que los republicanos se han rendido ante el ala de "extrema derecha" de su partido y utilizan a los inmigrantes como "chivos expiatorios". Estas declaraciones prometen caldear aún más el debate sobre la reforma migratoria que ha puesto en pie de guerra a los hispanos.

Dean aseguró durante el mensaje radiofónico semanal hispano de su partido que el presidente George W. Bush, y el líder de la mayoría republicana en el Senado, Bill Frist, no han sabido hacer frente a "la extrema derecha" de su partido.

"Al rendirse ante la extrema derecha, los republicanos no sólo alejan a los latinos, también alejan a estadounidenses de todos los orígenes que saben que usar a cualquier grupo de personas como chivo expiatorio está mal", dijo Dean.

Según el ex gobernador de Vermont, el sector más conservador del Partido Republicano fue el que impidió el acuerdo para sacar adelante un proyecto de ley de reforma migratoria en el Senado.

Por su parte, Hessy Fernández, portavoz de los republicanos, dijo que las acusaciones de Dean son "absolutamente falsas".

"No tenemos una reforma integral porque los demócratas se opusieron a la reforma bipartidista", insistió Fernández, quien agregó que el líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid, impidió la votación para seguir adelante con la reforma migratoria. Su versión de los hechos coincide con la ofrecida la semana pasada por Bush, quien aseguró, durante su discurso radiofónico, que Reid había sido el responsable de que el proyecto se fuera a pique, al menos por el momento.

Avatar
Acerca del Autor