Denuncian “fiebre” para recluir ilegales

Temen deterioro de los derechos civiles

Escrito el 09 Feb 2006
Comment: Off
WASHINGTON - El impulso para encarcelar a inmigrantes tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 está creando una "fiebre del oro" para darles alojamiento, sin que las autoridades garanticen la protección de los derechos humanos y legales de los detenidos, indicó el jueves un grupo de activistas que busca defenderlos.

Corporaciones privadas especializadas en la construcción de cárceles y gobiernos locales se están beneficiando del impulso del Congreso para aplicar medidas enérgicascontra los inmigrantes ilegales, en momentos en que algunos legisladores buscan mejorar sus bonos políticos al asumir una posición dura contra la inmigración ilegal, denunciaron los activistas.

"Esta fuente de ingresos alimenta la expansión (de la construcción), incluso mientras disminuye la población carcelaria del país", dijo Andrea Black, coordinadora de la organización activista Detention Watch Network.

Black moderó la discusión del panel organizado por la American Bar Association (Asociación de la Barra de Abogados Estadounidense –ABA-). Otros integrantes del panel dijeron que ya tienen dificultades en asegurar que los detenidos tengan acceso a abogados, teléfonos, traductores, atención médica oportuna y otras necesidades básicas,y les preocupa cómo se proporcionarán este tipo de cosas a medida que se construyen más alojamientos o se contrata su construcción ante los gobiernos locales.

Dean Boyd, portavoz de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, una de las 22 agencias del departamento de Seguridad Nacional-DHS-) rechazó las afirmaciones, y dijo que la agencia no reducirá sus estándares de funcionamiento ni la aplicación de éstos a medida que construye más espacios para albergar a inmigrantes detenidos.

Avatar
Acerca del Autor