Denuncias de discriminación por la política “English Only”

Tres de los trece empleados hispanos de una clínica de Boston que fueron despedidos por hablar español en horas de trabajo serán compensados económicamente por el centro médico, informó hoy la Liga de Ciudadanos Latino-Americanos (LULAC).

BOSTON,MA - La clínica también se comprometió a eliminar su política de "English Only", -que obliga a sus empleados a comunicarse tan sólo en inglés-, después de que los trabajadores se organizaran y denunciaran su situación como un caso claro de discriminación. Los abogados de la ONG American Civil Liberties Union (ACLU) representaron a tres de los hispanos que perdieron su trabajo y que decidieron denunciarlo.

Representantes de ACLU ofrecieron hoy una rueda de prensa en Boston, en la que calificaron el acuerdo con el hospital como un "triunfo sin precedentes para la comunidad latina".

La ONG llegó a un acuerdo con el Whittier Street Health Center, que ha aparecido en los titulares de los diarios hispanos de Boston desde septiembre del 2003, cuando su directora, Frederica Williams, amenazó con despedir a trece empleados por hablar español entre ellos delante de los pacientes y en los pasillos del hospital.

Williams comentó hace varios meses que los pacientes se sentían "incómodos", "marginados" y "poco respetados" cuando veían a los empleados hablar español "de forma continua a lo largo del día".

Los trabajadores, que se manifestaron varias veces por las calles de Boston en defensa del uso de su idioma nativo, dijeron que el 44 por ciento de los pacientes del hospital son hispanos.

Williams comentó hace varios meses que los pacientes se sentían "incómodos", "marginados" y "poco respetados" cuando veían a los empleados hablar español "de forma continua a lo largo del día".

Avatar
Acerca del Autor