Desarrolla México programa para agilizar repatriación

Creció 70 por ciento en cuatro años aseguramiento de indocumentados.

LAREDO, TEXAS, (Notimex).- Las autoridades migratorias mexicanas -a través del Instituto Nacional de Migración (INM)- desarrollan un programa de dignificación de la estancia de indocumentados y agilizan el trámite de repatriación. Ello ante el creciente interés de grupos migratorios por encontrar un paso que brinde mejores condiciones de vida a las familias mexicanas y centroamericanas que pretenden llegar a los Estados Unidos.

De acuerdo con un documento del INM, el número de aseguramientos de indocumentados creció 70 por ciento en los últimos cuatro años, al pasar de 138 mil detenidos y repatriados en 2002 a 240 mil en 2005,con mayor incremento de niños y mujeres.

Esa situación ha llevado a las autoridades mexicanas a incrementar el número de espacios y dormitorios en las 52 estaciones migratorias disponibles en 23 estados de la República.

En ellas, hasta antes de iniciar la actual administración, los trámites de repatriación podrían durar varios meses, lo que generaba sobrepoblación y elevaba el riesgo de "roces" entre los indocumentados.

De acuerdo con los avances reportados por el INM, en mayo pasado se firmó un acuerdo con representantes de los países centroamericanos del llamado C-4 (El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Honduras) para agilizar la repatriación, toda vez que de ahí procede más de 90 por ciento de los emigrantes detenidos en México.

Después de que hasta hace cinco años el tiempo de espera para ser repatriado era de cinco días, hoy la meta es que no se rebasen las 12 horas, con lo que, aunque el inmigrante haya sido detenido en la frontera norte del país, el proceso de repatriación se inicia en la mañana siguiente a su ingreso al albergue.

Cada día parten de Ciudad Juárez, Chihuahua; Tijuana, Baja California; y Nuevo Laredo, Tamaulipas; autobuses custodiados por personal del INM que toman sus respectivas rutas recogiendo de todos los centros de detención a los indocumentados, a fin de trasladarlos a la ciudad de México. La travesía, llamada "carrusel", sigue hasta la nueva estación migratoria, inaugurada en marzo pasado y denominada Siglo XXI, en Tapachula, Chiapas, de donde cada día parten a las 5:00 horas los autobuses que llevan a los centroamericanos hasta sus países.

Creció. dos. países.

Es un proceso en el que la autoridad migratoria debe actuar con cautela, responsabilidad y absoluto respeto a los derechos humanos, según estableció el Sistema Nacional de Repatriación de Nacionales Centroamericanos y el Memorando de Entendimiento entre México, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. De esa manera se ha logrado reducir los tiempos de repatriación de los ciudadanos de aquellas naciones centroamericanas y las estadísticas muestran que 95 por ciento retornan a sus lugares de origen en menos de 24 horas.

Ese acuerdo y la atención especializada a los centroamericanos responde a una situación real y es que se estima que después de los mexicanos el mayor grupo de inmigrantes hispanos en Estados Unidos, legales o ilegales, es el de los salvadoreños, quienes se calcula que suman una población de dos millones.

Por ello las estaciones migratorias han tenido que clasificarse y catalogarse para eficientar el uso de los espacios con una infraestructura que en la actualidad constituye todo un sistema eficiente. Así el INM cuenta con 13 estaciones tipo A, donde se aloja temporalmente a los extranjeros para la revisión de sus documentos y antes de 24 horas deberán ser trasladados a una estación tipo B, de las que hay seis en todo el país.

En ellas oficializan las detenciones, previa identificación de las personas; se emiten resoluciones administrativas y el periodo de permanencia no puede exceder de cinco días, lapso breve al tomar en cuenta que muchas veces los indocumentados carecen de papeles que avalen su declaración en torno de su identidad y nacionalidad.

Existen además tres estaciones tipo C, que tienen la facultad de determinar aseguramientos, emitir resoluciones administrativas y lograr la plena identificación de los indocumentados. En ellas se cuenta con salas para teleconferencias, se establece comunicación con otros países y pueden hacerse entrevistas cuando se carece de una representación diplomática que lo haga.

En esas tres estaciones la estancia de los inmigrantes no puede exceder 90 días, sin embargo muchas veces la situación se complica cuando, como en el caso de Cuba, el gobierno se niega a reconocerlos

como sus nacionales o bien dejan pasar mucho tiempo para aceptarlos. Para asegurar un trato digno y respetuoso a los indocumentados extranjeros, el INM determinó que a partir de marzo pasado se mantuviera de manera permanente un grupo Beta en cada una de las estaciones migratorias.

Sigue: Creció. tres y última. migratorias. Se calcula que este año el INM asegure a más de 240 mil indocumentados centroamericanos y que 100 mil más sean detenidos por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, lo que da una muestra del gran atractivo que para ellos y para los mexicanos representa el potencial de empleo en el vecino país del norte.

De acuerdo con las estadísticas de Migración, 43 por ciento de los aseguramientos de indocumentados ocurre en Chiapas, aunque es de reconocerse que muchos más llegan hasta la frontera norte de México pues existen rutas que carecen de la infraestructura para la vigilancia permanente y uniforme.

Por ello, el INM ha señalado la necesidad de construir 11 estaciones migratorias más que se ubicarán de manera estratégica en Palenque y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Villahermosa, Tabasco; La Ventosa, Oaxaca; Veracruz, Veracruz. También Monterrey, Nuevo León; San Luis Potosí; Hermosillo, Sonora; Guadalajara, Jalisco; Querétaro y la capital de Durango, además de las ya existentes.
Martín Takagui
NOTIMEX

Avatar
Acerca del Autor