Descartan cáncer al presidente Bush

WASHINGTON - Los pólipos intestinales extirpados este fin de semana al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, son benignos, informó hoy la Casa Blanca.

Los pólipos se le extirparon en una revisión que la Casa Blanca calificó como de rutina el pasado sábado en la residencia de descanso presidencial de Camp David, en Maryland.

El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, aseguró hoy que Bush, quien tendrá que someterse a una nueva colonoscopia dentro de tres años, "goza de buena salud. No hay razón para la alarma". Durante la operación del sábado, el jefe de la Casa Blanca transfirió de manera temporal y voluntaria sus poderes al vicepresidente, Dick Cheney, durante aproximadamente dos horas.

Acerca del Autor