Día de los difuntos en la frontera

Flores y rezos a fallecidos anónimos.

MEXICO - Las tumbas de al menos 350 inmigrantes desconocidos serán visitadas el miércoles 2 de noviembre, Día de los Muertos, por una coalición transfonteriza entre California y México.

La coalición, integrada por grupos defensores de los derechos de los inmigrantes, sacerdotes católicos y feligreses, visitarán los restos en un rincón del Cementerio del poblado de Holtville, en el valle Imperial de California, situado a unos 360 kilómetros al este de San Diego.

Claudia Smith, directivo de la coalición en San Diego, dijo que durante el festejo los activistas decorarán las tumbas conforme la cultura mexicana, con flores de cempasúchil, dulces y comida.

"No hay nada más doloroso para la familia de un inmigrante que no saber si en estas fechas debe llorar a un ser querido que salió en busca de una mejor vida y de quien nunca volvió a saber, nunca localizó más su paradero", explicó.

Además de la ceremonia religiosa que será presidida por sacerdotes de la orden de San Antonio Scalabrini -patrono de los inmigrantes y refugiados- los activistas demandarán que el gobierno de México cree un Banco de ADN que almacene información de familias que perdieron parientes en la frontera. Smith dijo que las oficinas de médicos forenses en los poblados fronterizos de California conservan información de ácido desoxirribonucleico de los cadáveres de inmigrantes que perecen sin portar ninguna identificación y a quienes nadie reclama.

La misma información de familiares en México permitiría una búsqueda comparativa, dijo Smith, quien comentó que un proyecto similar se llevó a cabo durante el conflicto en Bosnia y Herzegovina.

Cálculos estimados por la Coalición indican que en la frontera México-Estados Unidos, incluyendo el estado de Baja California habría cerca de mil cuerpos o restos de inmigrantes desconocidos sepultados en panteones locales.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México inició este año un proyecto de reunión de datos de ADN de cadáveres de inmigrantes "sin nombre", pero la Coalición pedirá en el cementerio de los "inmigrantes olvidados" que el archivo incluya a quienes perecieron antes.

Los sacerdotes de la orden Scalabrini dijeron que el fenómeno de los inmigrantes que mueren en la frontera sin ser identificados se solucionará con un acuerdo migratorio aprobado por el Congreso de Estados Unidos, que otorgara refugio al necesitado, de comer al hambriento y de beber al sediento.

Avatar
Acerca del Autor