Dónde vivir en los Estados Unidos

WASHINGTON - La historia se repite incontables veces: llega un inmigrante a este país, se queda a vivir por algunos días con algún familiar o conocido y, luego, sale en busca de un sitio donde vivir definitivamente. ¿Qué sucede en el instante cuando comienza la búsqueda? Preguntas, preguntas y más preguntas invaden la mente de esta persona: "¿Dónde busco apartamento? ¿Estará bien ese precio o se aprovechan de mí? ¿Será que mejor comparto renta con alguien? ¿Lograré algún día tener mi propia casa? ¿Cómo la financiaré?". Y la lista continúa.

Las preguntas sobre este asunto abundan, pero también abundan los recursos para responderlas.

El Internet ha transformado el mundo de bienes y raíces y miles de usuarios lo utilizan, diariamente, para buscar, alquilar, o comprar propiedades. Casi siempre la primordial opción de los inmigrantes es alquilar un apartamento o una casa.

Así como se hace con los clasificados de los periódicos, una búsqueda con adecuada paciencia por el Internet da, en cuestión de horas, un listado de opciones a estudiar para una posible renta que vaya con su presupuesto y preferencias. Alquilar, aunque casi siempre se base en un contrato preestablecido (sea escrito o verbal), propone cierto rango de flexibilidad en el caso de que usted quisiera mudarse (fuera porque regresa a su país natal, o porque se dirige a otra región del país, o porque quiere cambiarse de vecindario), o de que usted quiera tomarse más tiempo para seleccionar el área donde vivirá de permanentemente.

Alquilar es la primera opción para estos casos:

*Para aquellas personas que vienen a este país a ahorrar dinero y no desean que su salario se les vaya pagando el préstamo para una casa.

*Para los inmigrantes recién llegados que no poseen contactos familiares que les faciliten domicilio.

*Para los trabajadores inmigrantes que ejercen su profesión de zona en zona por períodos reducidos.

Por otra parte está la opción de conseguir un crédito y comprarse una casa. Algunas personas ven esta transacción como un obstáculo financiero para conseguir la independencia económica que tantas personas anhelan, pero otras definen el convertirse dueño de su propia casa como un elemento esencial del famoso sueño norteamericano. Sin un ingreso substancial, esto es difícil de conseguir porque los prestadores exigen altos pagos iniciales y tasas de interés. Entre los consejos fundamentales para comprar una casa en los Estados Unidos está el de mantener su crédito al día, para que a la hora de obtener un crédito bancario para la compra definitiva de su hogar no surjan obstáculos.

Si usted no tiene crédito debe intentar sacar una tarjeta de crédito y realizar compras con la misma, recordándose de pagar al día sus mensualidades. También esté pendiente de mantener al día el pago de sus impuestos. Cuando su historial se lo permita, y usted haya contemplado posibles escenarios, empiece su búsqueda para comprar una casa. Algunos de los consejos que le queremos otorgar para facilitarle esta tarea son los siguientes:

Avatar
Acerca del Autor