Ejecución de Saddam

Escrito el 30 Dec 2006
Comment: Off
BAGDAD - El Tribunal de Casación de lo Penal iraquí ratificó hoy la sentencia de muerte contra el depuesto presidente de Irak, Sadam Husein, y dos de sus antiguos colaboradores, condenados a la pena capital el pasado mes de noviembre.

El juez Aref Abdelrazak Chahin, presidente del Tribunal de Casación, dijo que esta instancia ha ratificado hoy la sentencia de muerte contra Sadam Husein, acusado de haber cometido crímenes contra la humanidad.

Aref Abdelrazak adelantó que la ejecución del depuesto presidente debe verificarse en los próximos 30 días.

El tribunal especial encargado de juzgar a Sadam Husein dictó el pasado 5 de noviembre la condena a muerte en la horca contra el ex presidente de Irak, después de haberle encontrado culpable del asesinato de 148 chiíes iraquíes de la aldea de Duyail.

Durante el proceso, Sadam solicitó en varias ocasiones que, de ser encontrado culpable, fuera condenado a morir ejecutado por un pelotón de fusilamiento, y no en la horca "como los criminales".

El juez explicó que la sentencia empezará a ser de obligado cumplimiento a partir de mañana, miércoles, y las autoridades iraquíes deberán ejecutarla en los próximos 30 días.

Chahin aclaró que las personas que han sido condenadas a la pena de muerte verán anuladas las otras acusaciones que pesan sobre ellos.

Sadam se enfrenta a otro proceso judicial junto a seis de sus antiguos colaboradores, acusados de genocidio contra el pueblo kurdo iraquí durante la campaña militar Al Anfal, lanzada entre 1987 y 1988 contra el norte Irak.

El tribunal de casación también ratificó las penas de muerte contra Barzan Al Tikriti, hermanastro de Sadam, y de Awad Hamad Al Bandar, ex presidente del tribunal especial que condenó a las víctimas de Duyail.

Por otra parte, el tribunal aceptó la apelación contra la sentencia del tribunal que condenó al vicepresidente iraquí, Taha Yasin Ramadan, a cadena perpetua, y pidió endurecer la condena El tribunal de casación ratificó también la sentencia de 15 años de cárcel contra tres miembros del partido Baaz.

Mizal Al Alusi, parlamentario suní en la Cámara iraquí, calificó la condena a muerte de Sadam como "la gran fiesta de Irak" y felicitó al pueblo iraquí por este "gran día".

Al Alusi pidió al primer ministro de Irak, Nuri Al Maliki, y al presidente del país, Jalal Talabani, que apliquen inmediatamente la condena.

Por su parte, el presidente del equipo de la defensa de Sadam Husein, Jalil Al Duleimi, aseguró que desde el inicio del juicio albergaba la impresión de que el depuesto presidente iba a ser condenado a muerte puesto que este proceso respondía a criterios políticos y no legales.

Avatar
Acerca del Autor