El diario como terapia

En la Internet existen varios diarios donde miles acuden a dejar su testimonio.

Escrito el 22 Sep 2006
Comment: Off
Alexis Merchán, psicólogo experto en el área vocacional, dice que escribir un diario es una actividad de enriquecimiento personal que en muchas ocasiones actúa como una válvula de escape de nuestros sentimientos y emociones.

"Llevar un registro de lo que nos pasa, cómo nos sentimos, o lo que pensamos acerca de nuestra vida y las circunstancias que nos rodean, además de ser un excelente ejercicio de síntesis, permite conocernos mejor, darle una voz a nuestro interior", afirma Merchán.

"Cuando releemos lo escrito podemos observar algunos cambios sutiles en nuestra percepción de la vida que de otra manera pasarían desapercibidos".

"Yo animo a las personas que cultivan esta actividad porque bien es sabido que cuando escribimos lo que pensamos logramos tener una mejor perspectiva de las cosas y hacemos trabajar a nuestra mente de una manera ordenada, con relación a las cosas que nos atañen o que nos afectan", agrega el experto.

La "diario manía"

Escribir un diario es una pasión compartida por muchos. En la Internet existen varios web journals (diarios en la red) donde miles acuden a dejar su testimonio o a leer el de otros. Algunos de ellos son: Open Pages, Often, Diaries and Journals on the Internet y National Journal Network.

Entre los diarios célebres que le han dado la vuelta al mundo figuran: El diario de Ana Frank, Henry and June, y los célebres volúmenes de diarios de Anais Nin y Diario de un escritor de Virginia Wolf.

Consejos para empezar a llevar un diario

Dora Dam, psicoterapeuta y ex presidente de la Federación de Psicólogos de Venezuela, brinda sus consejos para iniciar esta práctica que ella califica de "sanadora":

Ten siempre presente que las cosas más significativas de tu vida las asimilarás mejor si escribes sobre ellas.

Usa tu diario como tu confesor, como el maestro propio al que le preguntas tus intimidades, al que le confías tus secretos. Con el tiempo, este maestro podrá aconsejarte qué hacer.

No intentes escribir una novela de una sentada. Al principio se escribe poco, muchas veces banalidades, pero llegarán cosas que por sí mismas te harán extenderte. Ya que tu diario es una parte tan íntima de ti, asegúrate de tenerlo lejos del alcance de cualquiera. Son tus secretos mejor guardados.

El absorber esa sensación de secreto te hará valorar mejor tu diario. Te hará sentirte dueña de una parte de tu vida que compartes sólo contigo misma.

Escribe cuando te sientas triste o alegre.

Te sorprenderá cuando lo releas.

Acerca del Autor